retro.arce@gmail.com

miércoles, 30 de julio de 2014

Gaza: Quién será el perdedor ?

Beto es el pseudónimo que un forista emplea para identificarse en CNN en Español. Su opinión aparece a continuación y le añado más aliño al asunto desde mi perspectiva con el propósito de enriquecerlo.

Acaso lo logro ?.




"Es triste ver a los niños muriendo y tengo que decir que no apoyo esto, pero mientras que la población de Gaza mantenga a cargo estas "personas" que utilizan a los civiles para proteger a el equipo militar en lugar de proteger a los civiles con el equipo militar, lamentablemente mucho más civiles van morir y por favor sea honesto consigo mismo antes de dar un voto negativo a este comentario le recomiendo que lea algo de historia en relacion a este tema y no solo se base a lo que ha leido de otros ususarios en la red y tengo dos preguntas
¿Cuál es el propósito de la construcción de túneles para entrar en el patio del vecino?
¿Cuál es el propósito de construir un sistema de defensa antimisiles?"
 
 

  


Argumentos como los suyos son los que no aparecen en este espacio preñado de personas que solo "ven las manchas del sol". La reflexión, la observación objetiva y la comparación de resultados deriva en una conclusión sensata porque es el método para alcanzarla.

 Así mismo le expreso mi convicción de que el agredido posee el derecho a defenderse, ese derecho incluye la fuerza letal en proporción directa a la amenaza. Un sujeto que intenta un atraco cuchillo en mano a un transeúnte, desata la violencia por el atacado o se somete al atraco. El segundo, si porta un arma de fuego puede y tiene el derecho de usarla contra el asaltante sin consecuencias legales con independencia del resultado. Esta norma, nacida del derecho natural como fuente de información, vive en las relaciones entre los estados, sobre todo en torno a los límites territoriales. Solo los "asaltantes cobardes" emplean como rehenes a terceros cuando están a punto de ser apresados por la policía; se colocan trás el cuerpo de la víctima para evitar las balas de los agentes. Un escudo humano.

La analogía con la estrategia guerrillera de Hamas, no es casual, es obra de los cobardes. En la escala de valores de los grupos extremistas que pretenden el poder o establecer su voluntad sobre los demás, el ocultamiento, enmascaramiento y protección entre los civiles para no ser detectados o difíciles de abatir, se emplean con pluralidad sorprendente en todas las latitudes. Es una oportunista y cobarde estrategia que se escuda más en la convicción de que el agredido no ripostará para no causar daños colaterales, que en las propias personas que emplea para proteger su impunidad. El pueblo palestino; los propios compatriotas de Hamas están atrapados entre dos fuegos. Israel lo sabe, como también lo sabe Hamas y los palestinos no hostiles a Israel. Cabe, así mismo preguntarse cuál de los dos, Hamas o Israel desea ese conflicto, esas muertes, esa destrucción. En mi caso no abrigo dudas al respecto. Hamas. Desde cualquier ángulo, Hamas se beneficia con ese conflicto. Es más, mientras más bajas civiles se produzcan, más se acercan a su objetivo porque la comunidad internacional, representada por gobiernos y ONGs, levantan el dedo contra Israel y lo colocan en el banquillo de los acusados. Pretenden sea reconocido como estado genocida básicamente. Por otro lado, luego de que se desatan estos conflictos armados de forma periódica, Estados Unidos y otros miembros de la comunidad internacional, suministran dinero por millones, ayuda humanitaria diversa a la franja de Gaza que no es administrada totalmente por Abbas. Hamas forma parte actualmente del gobierno de la Autoridad Palestina. No es un secreto. De manera que este conflicto tiene un agredido inicialmente: Israel y tiene un perdedor futuro: Israel. Es lamentable decirlo pero no puedo alcanzar que esta ecuación ofrezca otro resultado a largo plazo.

 Lamentablemente, con independencia del producto, los que visitan esta página solo se remiten a los "resultados", dejando de lado el origen de ese resultado, lo cual es, a mi juicio, absurdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario