retro.arce@gmail.com

sábado, 24 de diciembre de 2011

Pedaleando a vapor: Respondiendo a un spot de La Chiringa de Cuba que ...

Pedaleando a vapor: Respondiendo a un spot de La Chiringa de Cuba que ...: Respondiendo a un spot que resalta el interés de cubanos exiliados a repatriarse publicado en “La Chiringa de Cuba”. 24 de diciembre de 2011...

Respondiendo a un spot de La Chiringa de Cuba que resalta interés de los cubanos exiliados por repatriarse.

Respondiendo a un spot que resalta el interés de cubanos exiliados a repatriarse publicado en “La Chiringa de Cuba”. 24 de diciembre de 2011.

Los cubanos tenemos tan poco, tan poco, que la más mínima dádiva en materia, por supuesto, de derechos civiles, nos absorbe la memoria y aplaudimos a quien nos tiene atenazados a su antojo desde hace 52 años.
 Es increíble el relajo de la memoria del cubano, tan dado a los aplausos de otros que piensan por nosotros, a los que nos tienen acostumbrados.
 Es increíble cómo la estrategia de gobierno del Sr. Castro tiene hipnotizados a los cubanos que insisten en vivir con la esperanza de que continuará avanzando hasta que puedan vivir como en otro país, lejos de todo el odio inducido por todos los medios oficiales disponibles.
 Es increíble que el sistema propagandístico utilize todos los argumentos posibles de manera descarnada, para demostrar que al final, los que se fueron quieren volver porque en el resto del mundo se vive peor, con la intención colocada en que se siga “vendiendo” como producto en ventaja, la fantasía de que en Cuba se vive con todos los problemas resueltos, manipulando con intención repulsiva en su beneficio ideológico, las decisiones que cierta categoría de personas toman por cuenta propia sin considerar opciones políticas.
 Si se sigue con atención las opiniones que generan estos cambios, podrá notarse que los exponentes no se detienen en que hasta el momento de su implementación ese era un derecho civil secuestrado por el gobierno sin ningún derecho legal para hacerlo y que restaurarlo no es una obra de buena fe, es un acto calculado para la obtención de beneficios internos y diplomáticos.
La fantasía en la que viven los cubanos en la isla es un producto de propaganda cuyos tentáculos alcanzan otras latitudes, incluso y con más vehemencia, el Sur de la Florida. No es casualidad, es planificado.


Thabisa dice:


Estoy absolutamente de acuerdo con usted. Al pueblo cubano se le puede comparar con un paciente psiquiátrico al cual a través de técnicas bien establecidas se le ha privado de sus libertades, se le ha limitado su capacidad de discernir por si mismo lo que es bueno y lo que no lo es, se le ha manipulado por generaciones aislándolo por completo del mundo real y como todo mal crónico está socavando irremediablemente su alegría.
Coincido también con valoración a cerca de la última idea en la propaganda: Los cubanos emigrantes quieren ir a vivir en Cuba porque ahí se vive mejor. Eso es completamente falso, de hecho el gobierno Cubano mantiene un férreo control de sus colaboradores en el exterior, esos que tienen aun la posibilidad de regresar y que si se le diera la posibilidad de no regresar a vivir en Cuba no lo pensarían dos veces en quedarse. Ahora alguien podrá venir y mostrarnos estadísticas de que la gran mayoría regresa, pero ellos regresan a sus familias, ellos se inmolan regresando a consolar a aquellos que fueron retenidos como rehenes mientras ellos eran explotados y explotaban de dolor obligados a partir con el corazón partido entre el amor por los suyos y a necesidad de proveer para los suyos. La mayoría de los cubanos emigrantes no solo no quieren regresar a vivir en Cuba sino que no pueden vivir en Cuba en las circunstancias actuales y en el futuro cercano. Pasaran muchísimos anos antes de que Cuba pueda atraer a sus hijos a vivir ahí de forma permanente. Los mismos colaboradores que trabajan y viven fuera de Cuba te dirán que ellos van de vacaciones (usualmente un mes) pero a la semana de estar en Cuba no pueden más que piensan el regreso a la misión o la colaboración. Ya lo dije en una oportunidad, si las platicas estadounidenses hacia cuba son crueles e inhumanas, que se puede decir de las políticas del propio gobiernos cubanos hacia sus ciudadanos??? Son mucho más crueles, inhumanas y despeadas. Son además sínicas en su manipulaciones se hace sufrir a un pueblo basado en su desinformación a ignorancia, en su aislamiento y su ingenuidad.



Réplica de Jorge B. Arce:



      • Le digo algo: Feliz Navidad, colega (me permito llamarle así porque he visto que frecuenta este sitio, tal vez con la misma intención que yo).
        Le digo algo más. El gobierno actual de USA está empeñado en suprimir todas las medidas restrictivas contra Cuba (que es lo mismo que contra el gobierno cubano porque éste monopoliza TODO lo relacionado con el cubano incluso los que están residiendo en el exterior); eso es un hecho y la Casablanca lo ha declarado y ha expresado en la práctica esa intención.
      •  La misma no cobra fuerza porque la Casablanca no puede derogar las leyes, sólo dicta órdenes administrativas que no pueden enfrentarse a las leyes. El Congreso, en cualquiera de sus dos cámaras es otra cosa. Como sabe, está formado por representantes y senadores que actúan según los intereses que representan. Es lo mismo que decir que la Ley de Ajuste Cubano no será derogada por el momento. Siempre encontrará una feroz resistencia entre los representantes más comprometidos con políticas represivas contra los Castro. Estoy seguro que esa forma de pensar sólo encontrará asidero justificativo mientras el gobierno de Cuba mantenga una diplomacia de secuestro de los cubanos y de tenaz enfrentamiento al gobierno de Estados Unidos. Es el cuento de nunca acabar; ninguna de las dos partes más radicales variarán un ápice su plataforma; ninguna quiere ceder.
        Debe haber un gesto por alguna de las partes y ninguna se decide a dar el primer paso. Cuba, porque mantiene el férreo control sobre los cubanos alegando la guerra que Estados Unidos le hace desde 1960, y el gobierno de la isla porque debe ser consecuente con una Posición de Principios y se muestra como víctima.
        A lo sumo yo no veo este dilema como una posición del gobierno de los Estados Unidos. Si se examinan los hechos y el desarrollo de la política en el Capitolio y la Casablanca, se concluirá de que ambos mantienen una posición diferente en tal sentido. No hablo de otro gobierno, de otra administración, hablo de cualquier administración demócrata.
        La flexibilización en la política administrativa del gobierno de USA, que atañe a los empresarios, ha sido cambiada a favor de los intereses cubanos. Le recuerdo un solo hecho: Cuba ya no debe pagar por adelantado los embarques aún cuando los bancos no le dan crédito. Quién procuró esto?, el Congreso?; no, la administración de Obama que cree que la política de aislamiento no desempeña nada bueno a la democracia de los cubanos. Pero la administración no puede gobernar como si los intereses de los ciudadanos no estuviera representado en el senado y en la cámara; eso marca una diferencia y un obstáculo en la política de Obama hacia Cuba. Claro, el gobierno cubano no informa estas particularidades de manera abierta. El gobierno cubano no publica textos integrales de los planteamientos de determinados líderes de la cámara y el gobierno respecto a Cuba porque prefiere que los cubanos “sigan viendo a los americanos como invasores”.
        Le digo una última cosa. Tengo la percepción guiada de las declaraciones de muchos congresistas respecto al tema cubano, que en sentido general, y salvo ciertos sectores de cubanos-americanos, a los americanos no les interesa Cuba para nada; ni ahora con la tensión existente respecto al desempeño del crecimiento económico ni antes. Ese tema solo es tratado por la comunidad cubano-americana que sin dudas tiene una fuerte presencia en el Congreso y en estados como la Florida donde desempeña un papel relevante en las decisiones políticas.
        A la luz de todos estos detalles, que son los que veo, el gobierno cubano debería transformar su diplomacia y su política para desarmar a los extremistas. Eso sería inteligente porque realmente el gobierno cubano debe representar los principales intereses de los cubanos, pero sabemos que no lo hace, responde a un plan ideológico, no ciudadano y por eso continúa con políticas que los mantienen paralizados en la historia.
        El gobierno se debe a conformar una administración que propicie el crecimiento de los ciudadanos. Esa no es la dirección con que se mueve el gobierno cubano. Es una lástima que los cubanos de a pie no comprendan eso. Solo creen que el gobierno hace lo mejor porque enfrenta al gigante imperialista. Bla bla…
    • Jorge B. Arce

viernes, 9 de diciembre de 2011

Recuerdos de los Reyes Magos y otros reyes.

En el barrio donde crecí lo hice junto a otros niños de edad aproximada, la diferencia entre nosotros era poca. No entiendo bien cómo nuestro patrón de vida se las arregla para conducirnos hacia otras almas semi-gemelas aún en momentos tan tempranos de la vida cuando somos incapaces de guiarnos a no ser por puro instinto infantil.

Las familias que residían en ese entorno cercano_dentro de los límites de la acción de nuestros juegos y entretenimientos que nos permitían nuestros padres que no eran, por cierto, tan condescendientes como los actuales en cuanto a esos límites y al del tiempo perdiendo de vista a sus críos, sobre todo las mamás que eran quien tomaban las riendas de esos vericuetos en su gran papel de amas de casa. Y recuerdo que habíamos más varones que hembras, rejuegos de la especie o que mi alcance visual no lograba más información.

Realmente nos reuníamos unos pocos, _que no llegábamos a los 10_, para poder “echar un pitén”, que era un juego de pelota entre todos contra todos manteniendo el lugar del bateador aquél que sus conexiones no eran atrapadas o que alcanzaba la primera almohadilla sin ser puesto Out. Lo hacíamos en plena calle, por lo general, entre las protestas y gestos de esquivo de los paseantes, ante la posibilidad de que la pelota lanzada o bateada les golpeara. A veces no eran de caucho, sino de hilo enrollado con paciencia y cubierto de esparadrapo, _ni soñar con una poli de verdad_. Lo hacíamos así por dos simples razones: 1) por el poco tiempo para perderlo en trasladarnos a otra parte más lejana y con mejores condiciones y así aprovecharlo al máximo como premisa; 2) el poblado estaba enclavado en un terreno accidentado, con muchas elevaciones y sobre rocas calizas, pobre en espacios propicios para nuestra actividad preferida. Nuestra calle, que gozaba de ser una de las principales, había sido privilegiada por una fina capa de asfalto sobre las piedras que la cubrían en forma de adoquines, por lo que el espacio de unos 80 metros con una suave inclinación, se prestaba a nuestros propósitos.

Recuerdo con nitidez que excepto Angelín, al que apodábamos Gelín por joder recordando las gelatinas Gel, los demás éramos muy avispados, emprendedores, desobedientes, bulliciosos, contestones, tenaces y traviesos, aunque respetuosos. Crecimos rodeados de una fantasía propia de la época y de la edad que formaba parte del entorno aunque fuéramos muy pobres y nuestras familias humildes y con poca instrucción,_ mis padres solo alcanzaron la secundaria y no finalizada_. Eran los años 1957 y adelante, cuando nos sentíamos animados a materializar muy seriamente, la suerte de aventuras que corrían nuestros héroes de los libros de cuentos e historietas. Por ejemplo, yo estuve haciéndole pequeñas carticas de recordatorio y encargo de juguetes a los Tres Reyes Magos durante varios años hasta que descubrí “el tesoro oculto descuidadamente por mis padres bajo una cama” antes de la fecha de “arribo de los reyes en sus camellos”. A mi hermanita, cuatro años menor, le hice sus primeros encargos con mi mala y desigual caligrafía y adjuntando a las misivas dirigidas a esos benditos reyes, pequeños ramos de yerba y agua para los camellos. Recuerdo que aún cumplidos los 12 ó 13 años aún correteaba por las ruinas de los Almacenes de Vallina jugando a la guerra o a los cowboys con pistolas que imitaban los disparos o simplemente haciéndolos onomatopéyicamente nosotros mismos, con aquellos atuendos improvisados por nosotros mismos con cualquier cosa gracias a esa imaginación y fantasía de un chico de esa edad y provisto de esas fantasías adecuadamente y que eran enriquecidas por el cine, la televisión y los libros de historietas.

Debo admitir que aún cuando tenía mi primera noviecita en aquellas relaciones platónicas de entonces, bajo una atmosfera de profundo respeto, continuaba disfrutando de aquellos solaces de sublime fantasía recreando las batallas de mis héroes favoritos. Una tenue sonrisa aflora a mis labios cuando a esta altura de mi vida, “reedito” en mi memoria esas imágenes-recuerdos de aquellos “Día de Reyes” cada 6 de enero, cuando los fiñes, aún sin calentar el sol, estábamos en la calle locos de alegría mostrándoles a todos aquellos humildes juguetes que tanto habíamos deseado tener después de mostrarse en las vidrieras de la Tienda de Carbonell,  Pérez Ortega, Los Polacos u otros del pueblo, donde pasábamos horas contemplándolos con la nariz pegada al vidrio e imaginando el juego desde nuestra corta estatura y gran fantasía. Cada uno llevábamos los regalos de los Reyes a  la puerta de nuestro amigo preferido para que lo disfrutara también.

_ ¿Y a ti qué te trajeron, Carlos?.; eran las preguntas infantiles más escuchadas en todo el barrio durante los primeros momentos entre las 7 y las 9 de la mañana de cada 6 de enero.

No todo era felicidad, por supuesto. Resultaba que a veces los Reyes Magos eran “muy olvidadizos” y olvidaban la bicicleta requerida en la misiva o “no cupo” por debajo de la puerta,_ en Cuba las casas no estaban provistas de chimeneas, los Reyes Magos tenían que penetrar a nuestras casas por debajo de cada puerta sin hacer mucho ruido para no despertarnos mientras dormíamos. Era obvio que los motivos del olvido de estos formidables reyes eran otros, pero no eran manejados ante los “Pequeños Príncipes”, como después se comenzó a hacer desmantelando ese increíble mundo de fantasías que ayudan a modelar nuestro carácter.

El Día de Reyes era un motivo de celebración de adultos también, porque aunque algunos se mantenían un poco distantes  o reacios a mostrar sus sentimientos al respecto, la mayoría demostraba su felicidad de contemplar plenos de alegría a la mayor parte de los niños abrazando sus juguetes. Ese día era  de fiesta  total en el pueblo. Se trataba de un bullicioso estado exaltado del sentimiento de alegría desbordante que convertía a muchos adultos en niños por unas horas de fiesta total desde la mañana a la noche cuando aún se escuchaban los zumbidos, la música y otros sonidos provenientes de los juguetes de cuerda o baterías.

Lo que ocurrió después me cuesta precisarlo en el tiempo. El torbellino ideológico-político social que provocara la Revolución Cubana arrastró a muchos cubanos envolviéndolos en una corriente alimentada con venganza, chovinismo, revanchismo, odio y amenazas. De pronto el panorama de mi barrio cambió. Durante las  primeras horas de la noche cuando, sentados en el portal, mis padres, mi hermana y yo, dejábamos correr el tiempo brevemente, ya no veríamos pasar a la pareja de la Rural enfundados en uniformes de kaki amarillo quemado, sus sombreros alones, su fusil colgado y sus largos machetes a la cintura con empuñadura de cabeza de águila con abertura en el pico para hacer pasar una gasa de tira de cuero, haciendo la acostumbrada ronda. Ahora  veríamos desfilar pelotones de hombres o mujeres jóvenes y viejos, metidos en camisa azul claro de mezclilla, pantalón verde olivo, boina negra y metralleta; marchando con su interminable 1,2,3,4 que a veces nosotros los fiñes irrespetuosamente agregábamos la sonora coletilla: “…se le rompen los zapatos…”con una rima de desparpajado criollo cubanismo. Retumbando el suelo con sus botas contestaban a las voces de mando de su jefe gritando consignas que no recuerdo mientras marchaban loma arriba y abajo durante horas.

A veces, los fines de semana, pasaban camiones militares con toldos de lona cubriendo la parte trasera, arrastrando cañones y cuatro bocas trasladándose a Tarafa, Pastelillo o Bufadero. No puedo olvidar que sentados detrás de estas armas siempre había un miliciano barbilampiño con los ojos enrojecidos por el polvo que levantaban los neumáticos y estaba condenado a respirar.

Una vez en la mañana, en la tarde y otra más en la noche, estos pelotones de milicianos se alternaban con carros provistos de amplificadores colocados rudimentariamente sobre su techo atiborrando el espacio sonoro con llamados a la defensa de la patria, de la revolución, de apoyo a Fidel, de cerrar filas ante las amenazas de los yanquis, hacer donaciones de sangre y otras tantas repetidas y repetidas una y otra vez. No puedo ignorar que años después, cuando empecé a disfrutar de las primeras películas soviéticas sobre la Gran Guerra Patria, sus cineastas mostraban a los hitlerianos haciendo los mismos procedimientos de propaganda masiva que había estado viendo durante mi niñez y mi adolescencia lo cual dejó en mi conciencia una marca inquietante que afloraría pasado un tiempo.

“_…estos son los buenos y aquellos los malos…eso está claro, pero entonces por qué utilizan los mismos procedimientos que los nazis empleaban en los ghetos y las ciudades aprehendidas por sus tropas ?...”

El barrio, como parte del pueblo, continuó presenciando estos “desfiles de las armas proselitistas construyendo imágenes de enemigos aterradores con armas capaces de destruir la obra de la revolución y de la necesidad de armarse y prepararse para defender las conquistas del pueblo.

Como por encanto también habrían desaparecido aquellas procesiones de la Virgen de la Caridad y de otros santos en sus días señalados por el dogma de la Iglesia Católica. Cuando ocurrían esos eventos, debido a que mi casa estaba en un nivel más alto que la calle, contábamos con un sitial privilegiado para disfrutar de estas festividades religiosas y la animosidad que despertaban entre los pueblerinos el paso de las procesiones con imágenes de todos los santos a los que la gente aclamaba a su paso y otros seguían detrás entonando cánticos e himnos religiosos.

Recuerdo a mi padre encendiendo los cohetes de a peso, como se les llamaba vulgarmente y dejándolos elevarse hacia el cielo para luego deshacerse en una pequeña y luminosa explosión seguida de una lluvia de colores, y yo exigiéndole que me permitiera volar uno constantemente y teniéndome que contentar, ante su negativa, a sostener en la mano un pequeño tubito de cartón que irradiaba luces en redondo sin ningún riesgo. Son imágenes de contagiosa alegría plasmadas en gente muy pobre pero religiosa y de fe.

Como todos, soy rama de un tronco de dos familias: paterna y materna. En mi caso, ninguna de las dos se parecían y se querían efectivamente. Los unos criticaban a los otros, sobre todo los páter familia e. En el caso de la materna, mi abuela Cachita, era la que llevaba la voz cantante y todos tenían que obedecerla y respetarla. Realmente tenía un carácter muy fuerte y era el producto de una familia de San Luis, en la provincia de Oriente, una de 5 hermanos. A su vez, viuda del primer matrimonio, padre de mi madre y divorciada de un español apellidado Allende, padre de dos de mis tres tíos maternos, al que recuerdo sentado a una mecedora de madera escuchando noticias en la radio y de pocas luces y menos palabras. No recuerdo nada que me hubiera hecho o dicho en mis primeros 7 años de vida y le decía el “viejuco”; imagínense quién va a querer a alguien que le llame de esa forma despectiva. Pero la primera que le llamaba así era su ex esposa, Cachita, de modo que sus tres nietros, yo el primero, mi hermana y mi prima hermana Bertha, hija de mi tía materna Silvia, también sentíamos la complacencia de la tronco familiar y le llamábamos así en lugar de abuelo. Que me perdone Allende donde quiera que esté su alma.

Mis tíos maternos se incorporaron a la Revolución a través de las Milicias y los tíos paternos a la disidencia. Así que estuve en medio de dos fuegos. Cuando visitaba la casa de mis abuelos paternos, algunos de los tíos que se hallaban por el lugar asiduamente, como es lógico, me decían el pichón de comunista y cuando iba a casa de mi abuela materna me preguntaba si me habían captado los gusanos. Ahora me provoca una sonrisa recordar cómo todos se dejaron arrastrar por una ideología apadrinada por el estado omnipresente para separar las familias y deshacerse, de paso, de los enemigos. Pero al fin y al cabo todos ellos eran gente sin ilustración que difícilmente podrían comprender la metástasis de la revolución desde el estado hacia la familia cubana y que originó que cuando por algún motivo especial coincidían en mi casa los representantes de ambos troncos, siempre terminaba la cosa con ráfagas de acusaciones entre ambos bandos lo cual, virtualmente ponía fin a la festividad.

La música de las vitrolas de bares y villares en lugares como “La Acera de Martí”, “El Sol”, El Hotel Comercio”, “El Faro”, el bar “Victoria” y otros, dejaron de escucharse repentinamente. Con ella desaparecieron los borrachines y las prostitutas habituales que merodeaban en busca de amor pagado. El “Club Martí” se convirtió como por encanto de hadas en un círculo social obrero y nacieron mesas de ajedrez importado de la URSS y mesas de ping pong importadas desde China; eran los embajadores de Jruchov y Mao Tse Tung. El área de bailables de ese lugar se convirtió en lugar de prácticas de marcha militar por pelotones de la Asociación de Jóvenes Rebeldes (semilla de la Unión de Jóvenes Comunistas) que agrupaba a jóvenes de edad mayor a 14 años que eran preparados como dotaciones de ametralladoras antiaéreas “cuatro bocas”. El fino y pulido granito del patio era pisoteado por las botas de jóvenes guerreros armados por los fusiles “checos” con bayoneta calada.

Nada se libraba de los cambios. El convento de las monjas, situado en la cuadra a continuación del ayuntamiento en la misma calle, quedó vacío de pronto. Las monjitas y las alumnas desaparecieron y en el edificio, una soberbia edificación de dos plantas, fue fundada una escuela a la que bautizaron con el nombre de un mártir que no logro recordar. Hasta el cura de la iglesia se esfumó, el padre Amaro, como se hacía conocer, del que no consigo recordar su cara debido a que entonces la eucaristía la oficiaba de espaldas a la asamblea.

Desaparecieron los Comics de los estanquillos de revistas; los chiclets Adam’s con los que molestábamos al fiñe que se sentaba en el sillón delantero en el cine Campoamor, Niza o Bartholet en los matinées de domingo, al colocárselos en las sentaderas aprovechando que se ponían de pie para aplaudir entusiasmados a Superman, Batman o Tarzán.

Desaparecieron también los puestos de fritas y ostiones ambulantes, con los que nos hacíamos delicias al saborearlos cuando reuníamos los veinticinco centavos para comprarlos.

Le siguieron las ropas y zapatos de tiendas peleterías, los martillos y serruchos de la ferretería y las escopetas de perlets o municiones y otros juguetes como la bici. Y lo más raro: ¡No aparecía el pescado en las carnicerías ni las sardinas para tener carnada y pescar en los muelles y botes! … ¡Carajo, pero cómo coño va a desaparecer el pescado en Nuevitas!, si por donde únicamente no tiene mar es por el Sur…

Los Azucareros, Occidentales, Industriales, Granjeros fueron colocados en lugar de Almendrares, Marianao, Cienfuegos y Habana y comenzó el desfile hacia otras latitudes de glorias del baseball cubano. Le siguieron las figuras destacadas en la música, teatro, cine y artes plásticas. Lam era amigo de la revolución…pero desde París; igual lo era el creador del Siglo de las luces. Desfilaron exilio arriba, Laserie, Membiela, Celia y las actrices y actores más destacados de la poderosa televisión cubana en las que hicieron su debut los muñequitos de “palo”, una criolla alusión cubanísima a los animados rusos para niños, que sustituyeron a Rico Mc Pato, Donald, Mickie Mouse, Flash Gordon, el Investigador Submarino, Bat Masterson, El Sheriff de Coshise, etc., etc.…hasta Lassiee fue sustituida por el Viejo Jotavich… ¡Válgame Dios!... mi tele RCA Víctor de 17 pulgadas se hizo soviético y aprendió a cantar La Internacional en idioma Español.

Dios no se quedó fuera tampoco, no, no, ni lo piense. Su Sagrado Corazón fue extirpado de la sala de mi casa y de muchas otras y apareció la imagen de un hijo de puta naciente y barbudo que los cubanos idolatraban, es la verdad…En casa de mi abuela quedó sobreviviente al holocausto de los Santos, un pequeño San Lázaro con sus dos perritos sobre un plato llano de losa lleno de kilos prietos. Por todas partes comenzó a respirarse el “aire frío de Europa del Este”….

No tienen que preguntarse, ante la interrogante de quién era el que propiciaba estos cambios en la forma y en la costumbre de vida del pueblo cubano, la respuesta estaba en todas las esquinas, en la radio, en la TV, en la prensa: El Imperialismo Yanqui, que amenazaba con hacer polvo el suelo patrio con enormes bombarderos y la intervención militar o nos matarían de hambre. Tales peligros nos asediaban en todas partes, diariamente, una y otra vez. Así crecí, no se sorprendan; además fui uno entre miles, millones. La propaganda oficial se encargaba, utilizando amplísimos recursos, de culpar al gobierno de los Estados Unidos y a sus aliados alzados en el Escambray, de todos los pesares que pasaba el pueblo cubano y por eso nacionalizaron las tiendas de ropas de los pequeños comerciantes además de las enormes de la capital. Los cines, las funerarias, las barberías, peluquerías, florerías, pescaderías, botes, autos, camiones, lecherías, autobuses, puestos de frita, hoteluchos, restaurantes, cafeterías, todo, todo pasó a ser administrado por Papa Estado; todo pasaba a los nuevos dueños, el pueblo cubano…claro, hipotéticamente.

Lo peor de todo eso no era realmente que se estuviera desmembrando el país en vertiginosa carrera febril, sino que casi todos creíamos ese discurso tergiversador y manipulador. Incluso los mas escépticos creían que los marines aparecerían mascando chiclets en la esquina del Bar Victoria o en El Faro de un momento a otro.

La actitud hostil del gobierno de la isla hacia Estado Unidos y otros países latinoamericanos que se oponían a Castro, era una manifestación que respaldaba la propaganda, “Cuba, primer territorio libre de América” y otros lemas rimbombantes, desafiantes e insultantes a la inteligencia y la dignidad de los latinoamericanos y sus gobiernos.

Desaparecieron también los pasquines electorales con las fotos de los candidatos junto a su promesa; en su lugar comenzaron a aparecer fotos de Fidel y Camilo y también del Che al mismo ritmo que desaparecían bajo las camas las del Sagrado Corazón porque mantenerlas presidiendo la sala del hogar era un mensaje disidente y contrarrevolucionario; tanto así que para ver un crucifijo había que ir hasta la iglesia. Hasta la mortificante incursión de los cangrejos en agosto-septiembre con el cambio de luna desapareció con la revolución más verde que las palmas.

¿Para qué se necesita una revolución donde su principal fruto de50años es lograr un hombre nuevo que es el símbolo de la mediocridad y la doble moral? ¿Qué daño le hicieron los Reyes Magos a la revolución?

El nuevo rey había irrumpido en la escena pública cubana y fue para quedarse. Se convirtió en monarca absoluto. Aún ahora, 52 años después me pregunto qué explicación ofrecían los padres a sus hijos ante la simple pregunta:

_Mami, ¿a dónde se fueron los Reyes Magos?; ¿también pa’ la Yuma?.

Jorge B. Arce



jueves, 8 de diciembre de 2011

Blogueando nuevamente con Pérez Benítez, el blogger de La Chiringa de Cuba.

Arce, por qué te empecinas en que tiene que haber alguien soplandome al oido lo que escribo o edito em mi blog personal??? No será qu ete estás proyectando??? Qu easí lo hacen contigo???? Mira, tiempo no tengo para responder a tus largísisísimos y provocadores comentarios. Trabajo mucho y solo en escasos momentos accedo a este blog para leer comentarios, revisar el panel de administración, y publicar algo de vez en vez. Esa es la diferencia entre quien tiene acceso al mejor servidor de los EEUU, según tú, y alguien que depende de una conexión estatal para administrar su blog. Esa es una, la otra es que SÍ es una provocación lo que harán frente a nuestras costas esa pandilla de vagos habituales y parásitos del gobierno de ese país que tanto defiendes. Te imaginas que los cubanos nos fuesemos a 12 millas de las costas de la Florida a formar ese alboroto??? Cómo reaccionaráan las autoridades de ese país??? cómo reaccionaría la población que hoy vive cerca de las playas??? Dormirían tranquilos con la duda de que hay una banda de locos y fanáticos tan cerca de sus puertas haciendo vaya Dios a saber qué???’ Vamos hombre, sea fanático, pero también realista. Señor blogguer!!!!.



NOTA:             A  pesar de que hay evidentes errores en el escrito anterior, sólo me atribuí encuadrarlo y modificar el estilo de la caligrafía, como muestra de respeto al autor.

Sinceramente: Jorge B. Arce



Respuesta de Jorge B. Arce al comentario de Pérez Benítez.



Del sentir de sus expresiones que ahora contesto, se insinúa que no ha comprendido mi intención referida a que usted no goza de libertad para expresarse. No pienso que exista un individuo soplando las palabras a su oído para que las escriba; me refiero al hecho evidente y notorio de que las expresiones que usa para abordar sus argumentos las he leído en el Granma antes de usted teclearlas; a eso me refiero, a que no es original, a que sus argumentos son añejos, repetidos, cansantes, hirientes, ofensivos, descalificadores, insensatos, en fin, ineficientes. Tal vez no concuerde conmigo, lo puedo comprender, pero usted no se da cuenta cómo utiliza los discursos desgastados, como reescribe citas de los “filósofo-ideólogos” del DOR. Lo comprendo; esta forma de obrar es tan simple, tan usada, tan común en Cuba, que los que se mueven en los espacios en los que se mueve usted_ me refiero a la publicación de sus spots_, o a la discusión, análisis y voto UNANIME de las principales decisiones, convierten ese lenguaje en útil, necesario y PRE-APROBADO POR LOS CENSORES, que sin que usted pueda evitarlo, se “meten” en sus elaboraciones y tienen manos largas para tirar de sus orejas si se pone un poco jocoso.
A eso me refiero, Sr. Blogger; le repito este título porque es evidente que le causa disgusto, pero es el caso que en este país, ese título es obligado colocarlo antes del nombre o el oficio, es cosa de educación, respeto y costumbre que he estado adquiriendo con el tiempo. No lo hago para disgustarse; pero si le ocurre así, lo siento, pero no me importa. Puede estar seguro que no le trataré en intercambios como este o ningún otro, aún personal, con adjetivos descalificarte o reprobos porque, como ha dicho usted antes, somos de la misma madera aunque pensemos distinos en ciertos temas; eso no nos hace distintos ni enemigos, ni siquiera adversarios.
La perenne confrontación política e ideológica entre cubanos ha sido un producto fidelista, puede comprobarlo por usted mismo. La teoría de sembrar el odio, el rencor, la venganza, la revancha y el chovinismo son patrones impuestos por su líder a escala estatal, e incluso, internacional, vea usted a Venezuela, la nueva colonia del castrismo y sus gendarmes. Pero sin irme por la colateral, esa permanente confrontación entre sujetos como usted y yo, nos hace más valiosos a usted y a mí; téngalo en cuenta antes de irritarse con mi tratamiento respetuoso. No lo imagino a usted como un tipo que disfruta de una discusión semi-civilizada como las que protagonizan los fanáticos del baseball en el parque de La Fraternidad o algunos de los Twitters con los que me he tropezado en las últimas semanas. Más bien lo noto sobrio y limitado, reflexivo, observador y comparador (perdón si este resumen le irrita también, pero me he atrevido a personalizar el final del comentario debido a su intención marcada por ridiculizar mi trato respetuoso.
Por último le confieso que me siento en desventaja en el ejercicio del “blogger”, créalo,, no dispongo de tiempo tal como le ocurre a usted, porque para ganarme la vida tengo que trabajar mucho, como le ocurre aquí a todo el mundo que ha emigrado y es un extranjero; hay que romperse el lomo como dicen los guajiros cubanos, aquí no hay inventos como en Cuba, no resolver, no facho; aquí el dinero fácil es la droga y ese es una eventualidad que no existe para un hombre digno.
Conozcámonos, es mi intento; le dejo la pelota en su cancha…





A continuación aparece la intervención de un tercero, de nombre Adrián, que tilda de ingenuidad la postura de Jorge B. Arce y brinda un link que contiene una recopilación de hechos relacionados con actividades de anticastristas cubanos en Estados Unidos en 1995.

Jorge, entiendo tus recriminaciones a la forma en que se ha organizado la sociedad cubana. Incluso comparto algunas. Pero no se puede ser ingenuo. Leete esto:




Respuesta de Jorge B. Arce al comentario de Adrián:





Gracias, Adrián, por tu gesto. Aprecio eso. Sin embargo, nada de lo que recoge el compendio escrito por el autor que para mí no representa nada, no es otra cosa que el archivo de este tipo de actividad que monitorean las autoridades estadounidenses sin levantar mucho ruido y se remontan a varios años atrás.
Lo importante de este tipo de actividad en su contexto político, es brindar reconocimiento y apoyo político a los que viven en la isla y se enfrentan valientemente a las exquisiteces de los órganos represivos y otros de una forma no vista hasta el presente.
Si usted sugiere que tras las declaraciones públicas de los organizadores existen segundas intenciones, entonces, decididamente sería legítimo que los que combaten la ideología de los gobernantes cubanos desde el exterior en desventaja, se valieran de estrategias y tácticas sorpresivas_sin poner en peligro la integridad de ninguna persona_, para obtener más éxito en su empeño, aunque no creo que existan alternativas ocultas ni riesgosas dado que esas personas, a las que el blogger califica irrespetuosamente sin aún conocerlos pero siguiendo la costumbre comunista de desacreditar al que piensa distinto, van a liderar la misma, van a estar presentes; lo que me obliga a deducir que si se tratara de personas desprovistas de moral, tal y como los califica el Sr. Blogger, ni modo se pondrían en peligro y se ocuparían de colocar en su lugar su “doble” o su “matón”.
Ingenuidad en las actitudes de los políticos no nos podemos dar el lujo de tener. Confianza en quienes desempeñan voluntariamente un papel que considero importante en los esfuerzos por darle a Cuba otra forma de estado, sí la tengo porque en este caso cubano, prefiero lo contrario al adagio: lo nuevo desconocido que lo malo conocido; prefiero tomar riesgos a continuar siendo “ingenuo” como lo fui durante largos años.
Los repetidores de consignas y slogans, trabajadores actuales de los website cubanos, deberían conocer que el gobierno de Estado Unidos es ajeno a esta actividad y que, de poder hacerlo, lo impediría, pero no puede. Sus ciudadanos gozan de libertad y abordar un bote y navegar por aguas internacionales hasta el límite con la isla es un derecho inalienable. Deberían esforzarse por comprender esa libertad y su disfrute y no desgastarse ideando hipótesis de qué haría este gobierno si los cubanos arriban hasta sus límites y se ponen a dar gritos desaforados para que termine el embargo o cualquier otra consigna como las de los Cinco. Lo único que harían las fuerzas de protección costeras es establecer un perímetro evitando violaciones del espacio soberano e instando por medios pacíficos a no intentarlo. Pongo mis manos al fuego de que ningún buque guardacostas con bandera estadounidense, se decidiría a embestir para hundir, alguna nave con bandera cubana que viole el espacio de Estados Unidos, aunque sus alabarderos se empeñen en mostrar a los cubanos de la isla a los estadounidenses como enemigos, cuando lo cierto es que los únicos enemigos que tienen los gobernantes cubanos, no los cubanos, son algunos hijos de Cuba que residen aquí y que no se conforman con la eternidad del régimen.

Jorge B. Arce

martes, 6 de diciembre de 2011

Siguen molestándose los defensores del Fidelismo en la Chiringa de Cuba.

Siguen molestándose los defensores del Fidelismo desde La Chiringa de Cuba.
Secuencia de los comentarios aparecidos en esa plataforma cubana.





A continuación les muestro el contenido de este spot publicado en La Chiringa de Cuba y que cuestioné poco después en el mismo orden en que se produjeron las intervenciones.



El llamado Movimiento Democracia en Miami con el delincuente Ramón Saúl Sánchez Rizo, es una organización terrorista y provocadora, creada el 13 de julio de 1995. Ahora se constituye en promotora de las llamadas flotillas, que en 17 ocasiones han violado las aguas territoriales de Cuba. Aunque anuncia ser de corte pacífico, su estructura militar compuesta por un presidente; un jefe de operaciones; un jefe naval, uno de seguridad y otro a cargo del grupo aéreo, revelan su verdadera esencia.

Tiene además una emisora llamada Radio Democracia, que transmite cientos de horas instigando a la subversión interna y a la comisión de delitos.

Sánchez Rizo, ha sido miembro de los grupos terroristas, Jóvenes de la Estrella, Organización para la Liberación de Cuba y otras del mismo corte.

Actúa en coordinación con los llamados Hermanos al Rescate, otra agrupación similar, que tiene como cabecilla al agente de la CIA José Basurto León.

Estas flotillas han sido utilizadas para introducir explosivos en el territorio cubano, como sucedió el 12 de julio de 1995, al ser detenido el terrorista Omelio Sánchez y otros tres miembros del llamado Partido Unidad Nacional Democrático, PUND, en posesión de doce libras de explosivo C-4. Formaban parte de una flotilla y desembarcarían en Sagua la Grande, Villa Clara.

También han lanzado artefactos de propaganda teledirigidos hacia las costas cubanas; empleado reflectores de gran potencia, que han puesto en peligro la aviación civil; arrojado propaganda en envases, que han recalado en territorio cubano y dañado su fauna marítima. También han preparado transmisiones de señales de televisión ilegales hacia Cuba desde la embarcación Democracia.

Tras la firma de los acuerdos migratorios en 1995 entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos, el mencionado Hermanos al Rescate se vinculó estrechamente al Movimiento Democracia y participó en la organización de las flotillas provocadoras del 13 de julio y el 2 de septiembre de ese año.

El 13 de julio de 1995, tres embarcaciones violaron las aguas jurisdiccionales cubanas, mientras cinco aeronaves, junto a una avioneta de otra organización terrorista y un helicóptero penetraron también en el espacio aéreo, donde realizaron peligrosos vuelos rasantes sobre nuestras unidades navales, mientras que dos aeronaves de Hermanos al Rescate sobrevolaron la ciudad de La Habana e hicieron filmaciones que se transmitieron en la televisión de Miami. Pocos meses más tarde, el 9 de enero de 1996, tres avionetas C-337 de la misma organización violaron nuevamente el espacio cubano al norte de Guanabo y Santa María del Mar, cercanas a la capital, lanzando octavillas en diferentes puntos del litoral habanero incitando al desorden.

Este proceder a tensionado las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y obligó a la aprobación del decreto presidencial 6867 de 1996 del gobierno de William Clinton para disuadir a los perturbadores, por medio del cual se creó una zona de exclusión de doce millas, que prohibía a embarcaciones dirigirse a Cuba sin el debido permiso de las autoridades norteamericanas.

El 9 de julio de 2003 el gobierno de Estados Unidos negó autorización a la provocadora flotilla para salir de la zona de seguridad y entrar en aguas de Cuba, entonces argumentó que “perturbaría” las relaciones internacionales.

También la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) advirtió a los organizadores de que cualquier intento de transmitir señales de televisión hacia Cuba sería considerado un acto ilegal, incluso aunque transcurriera en aguas internacionales.

Estaba previsto que llevarían en la flotilla un transmisor denominado Teledemocracia para enviar señales ilegales hacia Cuba, con el propósito de irrumpir ilegalmente en la televisión nacional. Ante la advertencia federal, el transmisor fue llevado en la embarcación Democracia con un cartel que rezaba Censurado.

En esta provocación participarían cinco barcos y cinco avionetas. El Servicio de Guardacostas del Séptimo Distrito, con sede en Miami, y el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. negaron el permiso con el propósito de evitar un incremento de las tensiones entre Estados Unidos y Cuba. La argumentación de estas agencias norteamericanas para lograr la prohibición en el 2003, hizo un recuento de las veces que estas flotillas ingresaron sin permiso a aguas cubanas “colocando en grave peligro a los tripulantes y a los barcos de los guardacostas operando en el área”. Esta flotilla será la decimoséptima organizada por el provocador Movimiento Democracia.

Esta nueva provocación promovida para el próximo 9 de diciembre ha sido aprobada por la administración de Barack Obama, quien dice trabajar para distender las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, contrario a la decisión de su predecesor George W. Bush y a la posición de su copartidario William Clinton.

Medios de prensa locales de Miami y voceros de los provocadores aseguraron que el jueves 2 de noviembre del 2011 tuvo lugar una reunión entre el Director del Buró Cuba en el Departamento de Estado, Peter Bremman y el presidente del Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sánchez. La reunión se celebró en el Departamento de Estado en Washington DC.

En esta reunión Bremman, según los organizadores, habría aprobado la acción subversiva y el Movimiento Democracia se comprometió a permanecer en aguas internacionales. La jornada provocadora será desde el 9 hasta el 11 de diciembre con el objetivo de crear tensiones entre Estados Unidos y Cuba y apoyar a los grupúsculos mercenarios internos.

Ese día comenzará la llamada Operación Marítima, a pesar de anunciarse como de contenido humanitario, ha asumido una preparación militar. Estará integrada por barcos, que zarparán a las siete de la mañana desde la Conch Harbor Marina en Cayo Hueso para llegar frente a La Habana al caer la tarde.

Los flotilleros, al llegar la noche, comenzarán durante tres horas el lanzamiento de poderosas emisiones de luz o fuegos artificiales directamente hacia el cielo, que serán vistos desde las costas de La Habana, Pinar del Río y Matanzas. Esto pondrá en peligro la navegación aérea y podría causar cierta inquietud en una parte de la población capitalina que reside cerca del litoral.

Se estimulan, para tres días de provocación, acciones colaterales de desorden interno en Cuba, lo cual está en franca violación de la convivencia entre países, previstas en decenas de Convenciones amparadas por el Derecho Internacional, de las cuales el gobierno de Estados Unidos es signatario. Ahora, al permitirla, ha devenido en favorecedor de esta agresión subversiva.

¿Qué pasaría si grupos de derechos humanos cubanos promovieran y anunciaran acciones similares para colocarse en territorio marítimo norteamericano a doce millas de las costas de Miami y realizaran acciones similares con total impunidad y permiso del gobierno cubano?

La respuesta estadounidense sería inmediata y drástica, se movilizaría, sin dudas, su defensa antiaérea, se pondrían en alertas las fuerzas guardacosteras y el mismo Departamento de Estado, que ha aprobado esta agresión para el 9 de diciembre, enviaría una contundente advertencia al gobierno de la Isla donde afirmaría que tal hecho constituye una amenaza para su seguridad nacional y no la toleraría.

Este es otro ejemplo del doble rasero vigente en esta administración norteamericana cuando se trata de sus terroristas de origen cubano, en este año preelectoral, que busca dinero y votos de cara a las elecciones de noviembre próximo.

5 de diciembre de 2011

Fuente: En MONCADA, tomado de Cubano1erPlano



A continuación aparece el comentario de Jorge B. Arce cuestionando el anterior.



Provocación ha dicho usted, señor blogger ?. De modo que piensa o le encomiendan que escriba que esa actividad promovida por los activistas cubanos exiliados para llevar al pueblo cubano, oprimido por un gobierno déspota que les prohíbe todo y no les permite hacer nada individual, un mensaje de solidaridad, apoyo y reconocimiento de sus compatriotas y del mundo, intención que el oficialismo cubano y compatriotas como usted, disfrazan de diversionismo, desafío y provocación, es presentado ante los lectores de este espacio como una provocación de los gusanos y respaldada por el gobierno de USA ?. Es inaudito cómo usted tergiversa la realidad y la verdadera intención de esa actividad.
Pero como ya le he dicho en otras oportunidades: O usted no piensa con su propio cerebro y otro le sopla al oído lo que tiene que teclear para editarlo aquí O usted está tan atiborrado de propaganda fidelista que de veras piensa que el propósito es provocatorio. Es que no se da cuenta que la gente que vivimos aquí y en otros rincones del planeta no sabe que el oficialismo cubano reescribe todos los acontecimientos que ocurren en el mundo como apoyo al pueblo de Cuba, no al gobierno, como un desafío y una burla de los cubanos ?.
El cubano de a pie lo sospecha, lo olfatea, pero no puede comprobarlo porque lo tienen prisionero en una gran cárcel sin acceso al mundo de la noticia y sin costumbre de sacar sus propias conclusiones, inducido a establecer como norma lo que le cuadra para que el chivatiente del CDR y de la policía política lo deje respirar y “resolver” lo que necesita para encender el fogón sacándoselo al carro del centro de trabajo. Usted cree que por vivir en una sociedad libre nos olvidamos del terror de estado instituido en las 24 horas del día del cubano?
Déjese de tonterías, hombre! Usted sabe demasiado bien que las gentes que van a trasladarse hasta frente a las costas del litoral habanero pero en aguas internacionales y harán todo lo posible por llamar la atención de los habaneros que acudirán al malecón, sólo tienen la intención de demostrarles a los cubanos que fuera hay mucha gente que apoya su sutil y creciente disidencia y resistencia pacífica y por eso esa actividad es una acción para alentar ese reconocimiento y que sepan que no están solos…O, prohibirán el acceso de los habaneros al Malecón ?; no lo dudaría o quizás desplieguen las lanchas guardacostas y embistan algún que otro bote del grupo y después el pelele de Relaciones Exteriores manifieste en la ONU que violaron el territorio nacional y solo lo defendieron, tal y como lo hicieran derribando y asesinando las avionetas de Hermanos al Rescate y a sus tripulantes por los MIGs de combate en guerra contra avioneticas bimotor cargadas de papeles alentando a los cubanos como el propósito de la próxima ?.
Nada me sorprendería de los revolucionarios cubanos y de su plataforma propagandística..

Jorge B. Arce



Minutos después aparece en La Chiringa…el comentario de esta persona que se hace llamar Ramón, desde Venezuela y dice…



te respondo yo desde Venezuela mi estimado lame bota de los yankees genocidas y asesinos junto con la OTAN de niños hombres mujeres y ancianos de quien pretende ser el policía del mundo, que cuba ya no esta sola y que cuenta con nosotros los venezolanos y los países latino americanos y caribeño, ahora con el nacimiento de la CELAC Romperemos el bloqueo que tienen contra cuba y buscaremos como darle una mejor estabilidad económica a nuestros compatriotas para que mejoren su calidad de vida y un mejor desarrollo de su pueblo su parque industrial y comercial porque estamos decididos a no ser colonia de nadie menos ser el patio trasero de los EE.UU y menos de la E.U que más tarde que temprano vendra a implorarnos a nosotros los latinos para que le demos de comer cuando se le termine de derrumbar su mugrosa economía que esta en decadencia debido a su crisis monetaria económica y entre ellos estas tu y todos los apátridas, lamentable mente el pueblo pobre de ese país del norte sera quien pagara los platos rotos de ese gobierno genocida que hundirá a su población a traves de ese capitalismo salvaje y de las distintas guerras que confronta con distintos países, están a las puertas de la tercera guerra mundial están a un pelo de equivocarse con un país al que están amenazando que marcara su fin y se acabara ese famoso tigre de papel, fue un placer para mi responderte, estimado lame bota chupa media de los YANKEE Jorge B. Arce te Recomiendo no te equivoques
CUBA YA NO ESTA SOLA



Y como no acostumbro a quedarme ni “corto ni perezoso”, pues le repito la dosis en espera que se le quite el dolor de cabeza que le he causado sin querer a este venecubano o cubenezolano o como quieran llamarse en su integratividad robolucionaria.



No me sorprende la forma en que usted se dirige a aquellos que le dicen lo que piensan de manera directa y sin cantar La Internacional ni citar las frases del capataz de Cuba. Su forma soez de dirigirse a aquellos que quieren a Cuba de una manera muy distinta a la que cabe en su conciencia y le permiten sus jefes del G2, no me toma por sorpresa y ni siquiera me incomoda, porque el hecho de que mis criterios le alteren su ego, señor fidelista, lejos de irritarme me entusiasman porque comprendo la forma en que lo ha tomado usted debido a la grosería y prepotencia con que se expresa.
Somos muy distintos, como usted no lo ha dicho pero lo piensa. Usted cree que soy un lamebotas de los gringos (frase extraída de los super-discursos de cierto sujeto que ya no puede seguir haciéndolo, ni siquiera es cosecha suya, aunque debería intentar pensar algo nuevo y colocar ese pensamiento propio, suyo, sin interferencias ni autocensuras). Usted se siente embriagado de mantener una posición sólida defendiendo un proyecto que hace mucho que abandonó a los cubanos a su suerte y solo mantiene en alto las consignas que son el acicate para que la policía se encargue de tratar de cerrar la boca a los opositores activos y públicos. Usted no ignora eso. Por eso se altera cuando se da un paso más en desembarazarse la nación de un grupo de oportunistas vendedores de revoluciones y de promesas, consignas y banderas de las que usted es un acérrimo consumidor.
Yo, por el contrario, soy un consumidor de bienes de consumo, empezando por la libertad, que usted ni siquiera conoce y por ello ni me tomo el trabajo de definírsela, su conciencia es incapaz de entenderlo; ni yo mismo lo entendía antes y lamento haber sido durante largos años un consumidor de los mismos productos con que usted se sigue alimentando al tener vacía la nevera y apagado el fogón.
Pero sospecho que su papel de gruñón, de guapetón y de gendarme amenazante que ha utilizado para enfrentar a alguien indefenso como yo, que no milito en organizaciones políticas, ni le informo a ninguna institución represiva y que pago con el esfuerzo de mi trabajo diario los bienes que consumo, como éste, el Internet, del que me valgo para cuestionar los mensajes tergiversadores de falsos activistas defensores de los derechos de los cubanos y punta de lanza de los tecnócratas que desgobiernan desde hace 52 años, verdaderas momias que solo se mantienen en pie encima de los montones de errores que han cometido durante su pútrida administración sin pagar ni un solo centavo, sin ser separados de sus cargos y manteniendo un estándar de vida que solo tienen los ricos y adinerados de los países capitalistas que tanto condenan en sus discursos y arengas.
Debería darle pena actuar como marioneta de esos sujetos embistiendo a los que tratamos de hacernos oír por encima del ensordecedor ruidos de sus amenazas, derribo de avionetas civiles, hundimientos de lanchitas de Regla con mujeres, niños y hombres a bordo con el solo propósito de alcanzar tierras de libertad.
Debería darle pena, señor policía.
Usted me amenaza esforzándose por reprimir la cólera que le sugiere mi opinión; ni siquiera intenté que alguien se irritara con ella, no es mi intención, se trata de mi opinión, de lo que pienso y de ello me hago enteramente responsable, no tengo G2 ni policía ni guarapitos que me protejan. Claro que cualquier amenaza sobresalta a su objetivo y me consta que los “revolucionarios” como usted llegan hasta el final con el fin de entronizar el terrorismo de estado; lo conozco demasiado bien, quizás más de lo que imagina porque lamentablemente tuve la oportunidad de hacerlo.
Le dejo nadando en sus reprobos pensamientos deseándole el mal a los Ciudadanos de Estados Unidos y de todos los países capitalistas juntos; no le reprocho por ello pues es usted demostración de ser un buen alumno de su ideología: El Odio, el Rencor, la Venganza, la Muerte; no es esa su principal consigna, Muerte?, porque Patria usted no tiene, nadie que colabora a hacer a los hijos de la patria en prisioneros de conciencia merece esa patria donde nació.
Revuélquese en el estiércol del fidelismo, es lo que menos merece hasta que decida darle un vuelco a su vida.
Y gracias por su respuesta – comentario; no pierda el ánimo y siga combatiendo al IMPERIALISMO, sino es en esta vida, en la otra, si llega a tenerla, tal vez recomience su tarea revolucionaria por hacerlo desaparecer. Suerte en su cofradía.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Respondiendo a un profesional revolucionario cubano...

Jorge B. Arce comentó en el soporte del blog cubano "La Chiringa Cubana", al blogger Pérez Benítez acerca de la imposibilidad de acceder al portal del sitio social recién creado en la isla al estilo de Facebook después de que éste editara la noticia y brindar al link de enlace. 





No es cierto, no es permitido entrar en ese website; acabo de intentarlo y dispongo del mejor servidor en Estados Unidos, evitando cuestionamientos técnicos. Al final no me extraña, aún mantienen la cortina de hierro de la guerra fría.
Que le aproveche!.


Jorge B. Arce











El Sr. Pérez le responde a Jorge B. Arce lo siguiente:


Arce, no, el acceso tiene que ser definitivamente desde dentro de la isla, es para la Intranet. Te invito a llegarte si quieres para que veas cómo funciona. Y no te pongas bravo cuando no te contesto, te lo Arce, que es lo más importante, y aunque creas que no, tomo algunas notas. No pensamos igual, es verdad, pero de eso se trata, de polemizar, de aprender los unos de los otros.
Un saludo,
Carlos Albert


Comenta otro blogger cubano con acceso a esta página y en total desacuerdo con lo editado por Jorge B. Arce:



o    Manuel dice:


El link no funcionara para nadie fuera de Cuba. No es problema de cortinas de hierros o miedos o ninguna otra negatividad de esas …

Si le dedicaran un pensamiento simple y sencillo a eso se darían cuenta.

Una universidad cubana está conectada a Internet cuando mas a 2 Mbps, la UCI esta a un poco mas pero no muy lejos de ese valor. Sin embargo hay una red entre ellas que es un poco más rápida y que les permite compartir información mucho más fácilmente y aunque no es todo lo rápida que se quisiera se hace lo posible por usarla eficientemente.

El canal de Internet apenas alcanza para mantener el servicio de correo electrónico internacional a los estudiantes y profesores y un nivel de navegación básico orientado al proceso docente implícito de una Universidad. Todo el mundo sabe que no es suficiente, que es lento pero es lo que tenemos y los usamos de la mejor forma que podemos, compartimos y aprendemos.

Esta red social es para que los estudiantes y profesores de las universidades aprendan a sacarle provecho a las redes sociales. Muchos de ellos pueden acceder a Facebook y a Google+ también. Lo que simplemente es mucho más lento.

Hace un tiempo esta red se abrió al resto de Cuba y como muchos dicen no es la única. Muchas empresas tienen sus propias redes sociales, algunas más visibles que otras.




Jorge B. Arce le responde al Sr. Manuel lo siguiente:


En los tiempos en que ejercía mi profesión en Cuba, tuve la oportunidad de codearme con todo tipo de personas de ese perfil; brillantes, mediocres y oportunistas. Muchos de ellos adquirieron el título porque obtuvieron notas excelentes y la “Revolución” y el “Partido” los exhortó a que abrazaran el llamamiento del Comandante en Jefe que luchaba por convertir a la isla en una potencia médica de primera categoría (paréntesis)_, hoy todos sabemos que la oscura e iconoclasta intención de ese señor, era la de disponer de un ejército de médicos de total entrega y reticentes a los intereses materiales capaces de cobrar apenas un 12 por ciento de lo que el gobierno cubano cobra por cada médico a países como Venezuela y poder compensar la improductividad de un sistema económico que es una pantomima de los clásicos del Socialismo Científico.
Los brillantes tomaron dos caminos: Uno, convertirse en piezas del tablero revolucionario-diplomático asistiendo a los dictadores africanos y caribeños víctimas de fatales enfermedades cobrándoles un ojo de la cara y el otro, como a Sadann Husein, por ejemplo, o Megistu, o el hijo de puta de Mozambique, dos más. Estos recibían una serie de prebendas prohibidas a los demás galenos de a pie, off course. Dos, en la primera lancha, avión o abuelo materno que nunca conoció, “brincaron el charco” y están luchando desde Australia hasta Escocia o Alaska; porque no hay un fucking lugar del mundo donde no haya un exiliado político o económico, para seguirle el juego a ustedes, que no conozca un cubano que “se le escapó al Diablo”_ así es como se les conoce_.
En el otro extremo están los que son profesionales pero sin talento ni vocación; médicos que cuando en una sala de sutura de un hospitalito de municipio ven a un tipo con la cabeza rota de un golpe, la enfermera tiene que ponerle un algodón con alcohol bajo las fosas nasales para que no se rompa la crisma contra el piso. Son los que en las reuniones atacan a los pacientes de que destrozan el lugar y se roban hasta las manijas de las puertas y las persianas de las ventanas y tratan de convertirse en un “hipercrítico” de las cosas malas para despuntar como “Dirigente” que es el escape para ocultar su ausencia de laboriosidad y frustración. Locos por colocarse trece bolígrafos en el bolsillo de la camisa, un habano en la boca y una agenda en la mano y caminando con el culo apretado como si tuviera hemorroides. No los han visto nunca?; son los profesionales dirigentes, una nueva clase social de incompetentes e incapaces profesionales que no tienen valor para reconocer que son perdedores. Son los que contestan cuando le pregunta un colega qué está haciendo en ese momento: “…ahí, mirando un hígado que tengo en la cuatro”…,”…estoy luchando con una próstata del tamaño de una naranja…”,, ” acabo de tratar con antibióticos una infección pélvica tenaz…”, como si los pacientes hubieran perdido sus nombres y apellidos…solamente demostrando con ese léxico que no está atendiendo personas sino sus vísceras y otros órganos. Son los que no responden a un interrogatorio de un paciente aquejado de alguna secreta dolencia personal escudándose en palabrejas terminadas en intis  y recitando una vieja lección de ética médica aprendida por casualidad en uno de los días que prestó atención a la conferencia del profesor que apenas se le escuchaba porque no había desayunado aún y no paraba de hablar desde las 8.30 Am.
De los mediocres…para qué hablar de ellos, no lo necesitan porque son la mayoría. Son los que comprendieron a tiempo que no eran brillantes ni tan estúpidos como para ponerse en contra de las directrices oficialistas del ramo y se han contentado con salir a la calle con su bata blanca para que las muchachas o muchachos vean que es médico y tal vez “enganche”, o con su portafolios de abogado repleto de papeles que no tienen tanta importancia para él porque sabe que aún contra derecho el tribunal va a condenar al acusado de delitos contra la seguridad del estado que le ha tocado representar de oficio porque si los familiares hubieran ido a verlo no habría contratado el caso; o el ingeniero agrícola que sabe cómo combatir la salinización de los terrenos del municipio pero quién coño se lo dice al secretario del partido que es un comemierda y no entiende nada de nada y lo primero que me va a responder es que el país no cuenta con recursos y que los más altos líderes presionan para que se haga más con menos. El ingeniero comprende que no son otra cosas que guanajadas pero traga en seco y se dice:” a mí qué me importa, yo no compré esas tierras para mí”.
Los profesionales de esta incipiente apología me han venido a la mente al leer las letricas del tal Manuel, que por cierto no dice quién es ni por qué trata de ilustrarme sin pedírselo…
En qué grupo de los tres está usted considerado, Manuel?; me gustaría tener su respuesta…aunque presumo que va a responder las palabritas de los discursitos:
“Soy un profesional consagrado a la Revolución y a mi país luchando por dar más en estos tiempos de crisis provocada por el Imperialismo...” o no?
Gracias, los espero….
Jorge B. Arce