retro.arce@gmail.com

martes, 1 de julio de 2014

Gobierno de mayoría sería solución ?


Con sorpresa encuentro hoy en el foro de CNN un comentario que se destaca por su sensatez y objetividad, en medio de la mayoría que son un laberinto de pasiones constreñidas. Gira en torno al tema de Irak y la guerra civil desatada por ISIS, un apéndice de Al Queda con ramificación en Siria e Irak.
El Sr. Otaiza, que así es como firma, se refiere a que era de esperar esta explosión porque el gobierno de Maliki no es equitativo con es resto de las étnias. Como quiera que su comentario generó la idea que poseo al respecto, quiero compartirla con ustedes.




Hey, Sr. Otaiza: Primero permítame decirle que desde hacía tiempo no me encontraba a un forista como usted en este sitio; percibo su objetividad y ello indica sensatez. Generalmente interactúo con personas que se dejan arrastrar por pasiones que, eventualmente, avanzan paralelas a la verdad que todos buscamos o que pretendemos hallar; pero no hay dudas de que éstas desvirtúan la total comprensión. Así que, bajo esta premisa que encuentro en usted, déjeme opinar.

 Encuentro lógico que un gobierno que represente a distintos sectores, étnias, razas, creencias, TIENE que ser una administración ponderada, guiada por principios cardinales del pensamiento: Equidad, Justicia...si vamos a trasladar estos patrones hacia el conflicto del medio oriente, observaremos que no existen de ninguna parte de las que se hallan en conflicto sin importar de qué región se trate.( ! ) . Tal vez el hecho de que es la zona geográfica que dio cabida a los más grandes acontecimientos de la historia de la humanidad, la convierta en una zona muy explosiva. De modo que el caso Irak no me sorprende, de hecho, el antiguo mercader de la muerte en esa región Sadan Husein, mantenía su autoridad mediante la muerte. Ahora, qué significa eso ?, que las étnias suni y chií y las otras menos decisivas no pueden convivir en paz ?. Creo que no, pero lo cierto es que ni con Husein ni con un gobierno de corte democrático como el de Maliki, las pugnas han cesado lo que obliga a pensar de que el futuro inmediato no es nada bueno.

 No hay que ser muy ducho para comprender que estas partes en conflicto no cederán una pulgada ante la otra y que el Islán de extremo fundamentalismo es el caldo de cultivo que imprime más presión al conflicto porque sobre la mesa de negociaciones no solo se analizan fórmulas económicas y políticas, sino religiosas.

 El extremismo y el fundamentalismo que impera en esta región son variantes de la ecuación que impiden hallar la solución.

 Con certeza usted señala que un gobierno debe ser equitativo con todos los que gobierna y la carta magna debe recoger este principio. Pero, amigo, esto es cosa de la civilización occidental, que desde sus orígenes, fueron gregarios. Otra cosa son esas personas que habitan esas tierras de costumbres errantes, que desconocen el sentimiento que usted y yo tenemos por patria, nación, hogar. Nada de eso suena igual en sus oídos; por patria, tribu, por hogar, tienda.

 Se que sueno duro pero es la historia y las soluciones de unas latitudes pueden ser
efectivas en unas pero en otras no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario