retro.arce@gmail.com

jueves, 24 de julio de 2014

Apuntes sueltos sobre el espionaje y Snowden.

Las citas dentro del texto aludiendo a los personajes "cohete", "misil", etc, son alusivas a foristas de CNN en Español donde me las paso de lo más bien. El tema es el del Sr. Snowden, que como saben, ha levantado mucho oleaje.


Este asunto es antiguo, gente; no lo recuerdan de meses atrás ?. Luego, por qué razón reviven al muerto, para volverlo a enterrar ?.

 Me llama la atención dos frases atrapadas al vuelo escritas por los comentaristas. Uno, bien talada y mejor comprendido en sus afanes de desacreditar en cualquier forma a USA y el otro, no le había notado si alguna vez frecuenta este espacio.

 El primero, Mazariegos, que dice: "...traicionó a su gobierno pero fue fiel a su pueblo.". Aquí hay tela por donde cortar pues evidentemente el comentarista estima que las funciones del espionaje, de cualquier tipo, electrónico o de campo, no están implícitas en las funciones especificas de cualquier gobierno del mundo. Su comentario muestra ingenuidad, porque se deduce que solo USA espía a los demás gobiernos. Solo un infante creería tal cosa. La Historia de la Humanidad está llena de hechos relacionados con espías. Pero como no pretendo aparentar conocimientos que no tengo, me vale recordarle dos casos recientes de 3 espías capturados in fraganti por la contrainteligencia USA: el matrimonio de estadounidenses que lo estuvieron haciendo durante más de 20 años. Confesos. Y Belén Montes, oficial del servicio de inteligencia de USA "trabajando para Cuba". Y si vamos más allá, les adelanto la factura de la Red Avispa, atrapados con las manos en la masa y condenados por espionaje.

 Sin embargo, si prefieren profundizar en el tema y dejar de pensar que solo USA espía, rebusquen un poco en la historia de la guerra fría, para ser especifico + espionaje, y podrá observar toda una suerte de agentes de Europa del Este, incluida Francia e Inglaterra, aliados de USA, conjuntamente con la URSS y el resto de sus satélites, con decenas y decenas de agentes secretos actuando en espionaje no declarado al gobierno estadounidense aprovechándose de sus puestos en las embajadas.

 Segundo. Aunque a este Torpedo no quisiera prestarle atención para no "seguirle su juego" que se cuál es, casi nada de lo que dice lo argumenta, o sea, solo se limita a abrir un barril de excrementos y lanzárselos a USA cada vez que tiene la oportunidad, y miren qué, utilizando las oportuinidades que la libertad de expresión, made in USA le facilita sin pagar un dólar. Generalmente cuando se le confronta, no expone ni un solo argumento para sustentar sus desequilibrios. A este, Cohete, le recuerdo que la primer función de los funcionarios consulares y diplomáticos en el exterior, es hacer lo necesario por acercar a ambas naciones. Miren que digo nación, no gobierno. Pero como las naciones son un concepto abstracto, los gobiernos se encargan de representarlas como una función extraterritorial de sus funciones. La segunda misión de la actividad diplomática es saber cómo piensa el país anfitrión y si lo que declaran en publico es ciertamente lo que se proponen hacer.

 No olvide, en su papel desacreditador, que las representaciones diplomáticas de tal país en aquel país, responden a los intereses del país emisor, no al receptor. Es obvio que tengan que obrar para conocer si pueden darse las facilidades para confiar en el receptor no en mitines y reuniones, sino en invertir mucho dinero por parte de los empresarios del emisor. La embajada y el consulado poseen la capacidad de aconsejar a los empresarios de su país con intereses de invertir en el receptor, si es viable o no.

 Como ha visto, para hacer ese trabajo no pueden esperar a que luego de cuatro copas y un suculento manjar en una recepción, los anfitriones declaren sus verdaderas intenciones.
El espionaje, alumno aventajado del discurso comunista, el espionaje es una función "TOLERABLE" POR EL GOBIERNO RECEPTOR A PESAR DE LAS DECLARACIONES DE PRENSA DONDE MUESTRAN SU DESACUERDO. Es inevitable mal que nació hace siglos y continuará.

 Y por ultimo, aunque ya lo manifesté antes, Snowden es un traidor porque se valió del acceso por su trabajo a información útil a los Estados Unidos, no al gobierno de los Estados Unidos como pretenden los payasos que abundan en estos lares. Pero como siempre, los comunistas, maestros en el arte de la propaganda, suelen mezclar al concepto de NACION con su PROPIA PERSONA, para enviar el mensaje subliminal a las multitudes medianamente educados, de que Nación es igual a Presidente. Allí están los casos de presidentes totalitarios adornados con banderas, flores, camisas y otros artículos que identifican la nación y no al presidente, autoproclamando que solo ellos pueden lograr el cambio necesario del discurso populista.

 Snowden, al proveer a un ególatra australiano de esos miles de documentos, ha puesto en peligro a muchos agentes de la intelilgencia de USA, que son sus compatriotas, que

No hay comentarios:

Publicar un comentario