retro.arce@gmail.com

sábado, 26 de julio de 2014

El descalabro de Carvajal.



Se ha producido el arresto del mayor general venezolano Carvajal en la isla holandesa de Aruba. Este sujeto estuvo liado a Chávez en todas sus aventuras antes y después de hacerse con el poder, una especie de compañero de cuarto político, una especie de cura confesor-consultor, una especie de hombre de acción de confianza ilimitada...vaya, una especie venezolanizada de general Ochoa, de hermanos La Guardia, y que como fue una audaz jugada de Castro cuando la DEA lo tenía en la mira logrando "su absolución", al menos de manera pública, salta a la vista en el tablero que representa Venezuela para las jugadas políticas del área jugadas desde el Palacio de la Revolución. Indiscutiblemente este hecho lleva el sello de ese siniestro lugar habanero.
 


Analicemos.
Ochoa era el robocap de Castro. Cada vez que había una "candela que apagar", lo mandaban para allá y a veces sin manguera ni agua: "Tú eres el mejor. Sabemos que saldrás airoso una vez más". Carga tu ametralladora y mata a los malos". Me parece que le decía Raúl,  a título de despedida, antes de montarlo en un avión de Aeroflot destino al fin del mundo. "Te necesitamos. La Revolución te necesita. Fidel te necesita", le gritaba Raul desde la escalerilla moviendo sus manitas en señal de saludo.
 
Allá iba Ochoa a matar a los malos en el Oriente Medio, en el de la Derecha o en el de la Izquierda; unas veces en canoa, otras en barco, en camellos o en tanques T 55, pero siempre limpiando el camino de su Fidel. El mismo Fidel que cuando comprendió su error, ya estaba de pie ante 10 soldados del MININT vestidos de verde olivo empuñando sus SKS y negando que le vendaran los ojos, que era un hombre y moriría como un hombre. Palabras formidables para un epitafio que no existe.



Con los gemelos La Guardia ocurrió de forma semejante. Cuando en el palacio se decidieron a obtener dinero que no llegaba de Moscú "haciendo pequeñas inversiones en el narcotráfico", pasaron revista a sus súbditos y entre ellos estaban los hermanitos. Les llamaron y les dijeron:
 
"...queridos compañeros héroes de batallas anónimas, les hemos llamado para decirles que la "máxima dirección del país" ha decidido organizar un nuevo departamento del MININT ( léase ministerio del interior), que tendrá una suerte de operación de blanqueado de dinero a su haber de resultas de hallazgos de alijos de droga en nuestras costas que los narcos arrojan cuando la DEA les cae atrás. Esperamos la mayor discresión de ustedes porque esos alijos se los entregaremos a los Estados Unidos como muestra de acercamiento y obtener su confianza. Hagan sus mayores esfuerzos y Saludos Revolucionarios."

 Patria o Muerte y todas esas consignas.




No dudo que los La Guardia se tomaron muy en serio "la encomienda" y le dieron vida al recién nacido Departamento MC que se ocupó de recoger "la mercadería" que recalaba por toda la isla, que no era mucha, pero que sirvió para tapar la jugada que vendría después con los siguientes pasos que conduciría convertir al recién nacido en un adulto recolector-interceptor-arrebatador-manipulador-transbordador-vendedor y todo lo que terminara en dor o en otra sílaba pero que reportara billetes verdes cash, siempre cash, sin huellas.



Tal vez el ultimo error de los La Guardia fue abrir cuentas personales fuera de la jurisdicción del Banco Nacional de Cuba, o tal vez que sus juergas de fin de semana las hacían con la música muy alta o porque alguna de las acompañantes no eran más que informantes del comandante con espléndidos cuerpos de sirena; lo cierto es que se abre la causa que les imputa el delito de narcotráfico y traición a la patria que lleva a concebir que un tribunal revolucionario militar fusile al mayor y le regale 30 al menor. Fin de la historia.



Ahora, como deja vu, miramos la historia de Carvajal y, coño, como por encanto, se reproducen los misterios de las causas fiscales No. 1 y 2 de 1989 y 1990 en La Habana. Miremos desde esta perspectiva a Carvajal.







Si usted observa con atención la cronología de los hechos principales que, a mi juicio, son trascendentales en lo que usted afirma, notará lo siguiente:


-DEA y Departamento de Estado hacen pública acusaciones del que Carvajal está implicado en operaciones de narcotráfico desde el gobierno venezolano.

-Archivos de las computadoras del colombiano Raul Reyes, ultimado en el raid aéreo colombiano ocurrido hace algún tiempo, demostraron los vínculos de Carvajal, Mayor general del ejercito venezolano, con las FARC y los narcos.

-Maduro "está limpiando su casa" de chavistas, debido a que éstos lo acusan de destrozar el "camino emprendido por Chávez". Como se sabe, Carvajal fue un allegado favorecido de Chávez. De pronto lo designa cónsul de Venezuela en Aruba, tal vez y por debajo de la mesa le dijo cuando le comunicó su decisión, que el país isleño podría convertirse en otra plataforma para sus fines", debido a que en Holanda hay mucha demanda de drogas. Realmente es una disposición ejecutiva desde el palacio de La Habana, porque saben que este sujeto, Carvajal, está marcado por la DEA y el State Department, no conviene si se busca crédito para Maduro. Suena bien esta idea, no ?.
 
-Carvajal llega a Aruba, las autoridades lo enfrentan, muestra su pasaporte civil y cuando persisten en la detención, saca el diplomático que le dio Maduro. Lo arrestan igual.
 
-La fiscalía de Aruba declara a la prensa que el arresto fue legal debido a que Carvajal poseía un pasaporte diplomático pero sus credenciales no han sido autorizadas aún, por el gobierno holandés

Si se revisa esta cronología puede concluirse que Maduro le colocó la trampa a Carvajal que se cogió la cola con la puerta, porque cuál no sería la sorpresa del general cuando la fiscalía le dijera que su pasaporte estaba bien pero sus credenciales no habían sido aprobadas. Imagino que se cagó en la madre de Maduro 500 veces seguidas.
 
Al menos esto es una posibilidad que solo tiene en contra que Maduro es muy imbécil para que se le ocurra un plan así, no le caben en su cerebro tantas idas y venidas; es un tipo muy simple y que ha aprendido a hablar mirando el telepromter de La Habana. Me inclino a pensar que es una de las "purgas" que ha acostumbrado a realizar La Habana con sus figuras promintentes cuando se destacan demasiado, cuando alcanzan mucho poder o cuando su descalabro se utiliza para enviarle un mensaje a Estados Unidos de algo como:

 "...para que vean que nosotros escuchamos sus quejas..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario