retro.arce@gmail.com

miércoles, 2 de julio de 2014

Podrá gobernar por decreto a Estados Unidos ?


La declaración a los medios de prensa hecha por el presidente Obama sobre su intención de gobernar por decreto,_ ( acaso no sería eso, tal como lo hizo aquel payaso que gobernaba a Venezuela manejado por La Habana ), para lograr sus objetivos personales ?; ha desatado un sinnúmero de reflexiones y opiniones de los críticos y analistas; desde las que van que el presidente actúa como rey y no como jefe ejecutivo del estado, hasta los que imaginan que se va a formar "la gorda" cuando haga algo ignorando al congreso.
 
Es un tema espinoso porque puede llegar a desatar un proceso político de inhabilitación como ha ocurrido antes.

Pero mi punto es, que cuando observo las opiniones contrariadas de muchos de los que "circulan" por espacios noticiosos como CNN en Español, encuentro que el 98 % se enfoca en opinar desde la óptica personal del personaje olvidando lo principal: Estados Unidos y su sistema político. Pienso que si la gente comprendiera lo importante que es preservar la doctrina política que fundamenta el sistema político de Estados Unidos, dejaría de pasar el tiempo insultando a izquierda y derecha o elevando opiniones basadas en su experiencia personal dejando a un lado los intereses estratégicos de la Unión.

Adjunto mi comentario en ese espacio recabando la atención de los foristas, que el tema merece por su increíble importancia y trascendencia.







Cuánto os ciega la pasión, amigos !. En lugar de despotricar improperios contra esto o aquello, deberían meditar sobre qué es mejor para la democracia del país sin mencionar el nombre de nadie. Es a estos argumentos a los que hay que atender, y no a las actitudes o aptitudes del presidente. Entiéndanme bien: No defiendo a ninguno porque los políticos solo dicen lo que es oportuno decir. Obama no es una excepción, ninguno lo es.
 Lo que necesitamos es comprender qué hace en beneficio del país y de la democracia de Estados Unidos, no a favor o en contra de temas como la inmigración,, por ejemplo.
 No olviden, apasionados muchachos, que en su campaña el presidente Obama prometió efectuar una reforma inmigratoria y no lo ha conseguido, porque los proyectos no son aprobados por la mayoría de los congresistas que representan a los estadounidense. El, el presidente, no representa a todos los estadounidenses para la acción legislativa, sino ejecutiva.
 De modo que no pueden confundir ambas direcciones porque entonces dejaríamos de ser un país democrático con el sistema de gobierno aprobado y respaldado por la constitución e ideado por los padres fundadores con el equilibrio suficiente para evitar eso, precisamente que desea hacer el presidente e irse a "casa" con un legado que opaque sus desaciertos en temas internacionales, sobre todo.
 
 
 
i
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario