retro.arce@gmail.com

sábado, 28 de junio de 2014

Algunas cositas sueltas sobre la caza de ballenas


CNN ofrece cobertura al inicio de la temporada de caza de ballenas en Japón por balleneros frente a un grupo de niños y como es lógico, este hecho desata posiciones contrarias por la crueldad que encierra en sí mismo.

Si se observa cada uno de los comentarios de los foristas oponiéndose a estas personas originarias de Japón con una legendaria cultura de caza de ballenas, se observa que ninguno resalta el hecho de que son japoneses, por el contrario, ninguno señala su procedencia nacional y se ajustan al hecho de manera objetiva, o lo que es lo mismo que interpretar que estas personas poseen la capacidad de actuar en pro de capturar y asesinar las ballenas porque en su cultura hacerlo no implica un crimen si no, supervivencia; lo han hecho por generaciones. Y los foristas que saben eso no trasladan la interpretación occidental de la caza de ballenas al Japón.

Si esta apertura de la temporada de caza de ballenas por esos balleneros en presencia de los niños japoneses que viven y forman parte de esas poblaciones costeras dedicadas a tal empresa durante generaciones, ocurriera en un poblado costero de Estados Unidos, las referencias de los foristas fueran diferentes, tal y como ocurren cuando un desquiciado se hace de un arma de fuego y dispara a mansalva contra gente inocente.

 Cuando un hecho semejante trasciende a CNN, algunos foristas, no todos, se encargan de vincular a Estados Unidos con un individuo aislado, ofreciendo al resto de los foristas que se aventuran en CNN en Español, a interpretar tal masacre como un hecho que los estadounidenses consideran normal, como los niños japoneses que participan en el inicio de la temporada de caza de ballenas.

Es el punto que deseo resaltar: La vinculación asesina del entendimiento de un ser normal hacia un propósito ideológico.

Comprendo que tal vez los enemigos gráficos de Estados Unidos que se encargan de difundir esta mala impresión sobre Estados Unidos no alcancen a comprender a fondo lo denigrante de su conducta, pero no pierdo la esperanza de que algún día lleguen a comprenderlo.




Japón y sus leyes protegen a estos asesinos de ballenas, unos seres increíbles de la naturaleza. Las leyes humanitarias del planeta sí las protegen pero son simbólicas, o sea, no ejecutivas, sólo pueden lograr una repulsa moral, por tanto continúan con sus matanzas de seres extraordinarios arruinando la preservación de la vida animal del planeta muy inteligente y útil. Pero es Japón. Si los cazadores de ballenas fueran estadounidenses y el hecho de la bienvenida de la temporada de caza fuera en Estados Unidos, este foro estaría repleto de enemigos de Estados Unidos que aunque les importe un carajo las ballenas, encuentran en ellas la herramienta para un propósito. Pero es Japón y nadie, nadie, incluso los que alzan su voz como lo han hecho en este foro contra los cazadores de ballenas, mencionan a Japón una vez, ni siquiera una vez.

 Es obvio que detrás de las observaciones que los enemigos de Estados Unidos hacen resaltando sus "manchas" hay un propósito ideológico y son tan imbéciles que no son capaces de ocultarlos, porque el odio les nubla el razonamiento.

 Agradezco a los foristas que se pronuncian contra ese crimen salvaje contra esos animales grandiosos por hacerlo y ver a sus autores como lo son, personas no sistemas sociales; de hecho están comentando el hecho de manera objetiva que es lo honesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario