retro.arce@gmail.com

sábado, 28 de junio de 2014

Los miserables del foro de CNN


La sudanesa perseguida por sus creencias religiosas; la misma condenada a muerte y puesta en libertad, de nuevo es perseguida y halla refugio en la embajada de Estados Unidos en Sudán.

Como sabemos, los enemigos de Estados Unidos acostumbran a distorsionar los hechos para hacer aparecer a la Unión como el tope de la degradación moral, no importa cómo; la descalificación es su fin.

Actuando en consecuencia, comento este hecho en mi blog.




Dónde estarán los Misil o los Anonimus, entre otros, para que comenten este cintillo. Como es normal, los atropellados, los perseguidos y acorralados como fieras por sus propios gobiernos, donde buscan refugio no es en la embajada de Rusia, de Cuba, de Venezuela, de Nicaragua o Ecuador, es en la de Estados Unidos. No importa de donde provienen, buscan ayuda contra los depredadores político-ideológico en territorio de Estados Unidos, aún y a pesar de las campañas de publicidad de que las propias grandes compañías de la Media poseen en Estados Unidos y se encargan de difundirla de acuerdo con un principio constitucional de difundir la información y que los "anónimos" utilizan para sus sucios fines de propaganda comunista; es en Estados Unidos. Es aquí donde esos acorralados por el gobierno que ha de defenderlos contra los extremistas, donde hallan protección y se les trata como a personas.

Algunos dicen que tendrán que hacer cualquier tipo de trabajo para subsistir; yo digo que cualquier tipo de trabajo que realices en un lugar donde te respeten por ser persona y por preservar el derecho a vivir con dignidad es honrado. No importas cómo te ganes el sustento propio y de tu familia si ese trabajo es honesto y honrado; pero como ya sabemos, los enemigos de Estados Unidos tratan de colocar al país que nos abriga y protege en el lugar que ocupa el verdadero país que nos persigue, humilla y acorrala. Esa es la triste realidad. Los buenos siempre serán apuntados como malos porque hacer el bien en pro de las mayorías perseguidas te hace blanco de la envidia y la desesperación pues hacer el bien no puede ocultarse como tampoco el sol con un dedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario