retro.arce@gmail.com

lunes, 9 de junio de 2014

Berrinche No. 1 y Berrinche No. 2.


Me la paso, a veces, un rato después de cenar, sentado frente a mi computadora, navegando por el foto de CNN en Español. Actualizándome en los acontecimientos internacionales y nacionales que más me llaman la atención y confrontando a algunas personas que son verdaderos desafíos a la inteligencia mediana de un humano.

 

De más está decir que “cojo unos berrinches” del carajo, porque esta “tareíta” que me autoimpuesto como castigo, es exponencial a unos enormes disparates pero sobre todo, a una abundante propaganda comunista consciente e inconsciente. Por supuesto, al considerarlo así, no me detengo en confrontar tales criterios y lo hago recopilando brevemente argumentos que demuelen el fundamento de quien lo escribe en el foro.

 

Esto es una labor diaria. Recibo automáticamente en mi correo los cintillos con los reportes de CNN traducidos a mi idioma materno y voy escogiendo para adentrarme en aquellos que más me interesan; los demás, armados de retoques de snobismo, fanatismo artístico y musical, los envío a la papelera de reciclaje. Pero los que considero interesantes, los leo para conocer su contenido, condensar mi opinión y leo los comentarios más serios y fundamentados. No imaginen que quienes teclean en ese sitio son “pilares de la ciencia, la educación o la cultura”; realmente hay algunos individuos de incisiva conciencia y sólida argumentación que por suerte no tengo que confrontar porque converjo en lo que expresan en términos generales, lo que es un alivio para mí. Pero hay algunos que escriben tales payasadas desprovistas de un solo mísero átomo de materia gris que se sorprenderán si se dan una vuelta por el website.

 

A veces el berrinche me hace escribir lo que no debo, pero cuando termino y releo lo escrito me siento tan satisfecho que renuncio al impulso de no decir lo que no es correcto.

 

Para que tengan una idea más precisa de mis perretas, aquí les dejo dos ilustrativos.

 

 

 

 

 

Berrinche No. 1

 

“Usted, estimada dama, ¿ llama acto terrorista al monitoreo de determinada cantidad de personas que pueden ser enemigos potenciales? O piensa que lo dicho en el reporte es aplicable a todos los habitantes del planeta? Estaríamos hablando de 6 mil millones de personas. Si solo el 40 por ciento poseen celulares, ¿ comprende cuál sería la cifra ?. Evidentemente usted pasó por alto este simple cálculo. Comprendo. Simplemente usted se abstuvo a "calificar" el mero acto de encender su teléfono para monitorear su uso. No es tan fácil, estimada dama. Esa técnica se aplica con selectividad inteligente a un grupo determinado que se encuentra a su vez, dentro de un grupo de potenciales enemigos. ¿ Comprende ? ¿ NO ?, le explico. Hasta este ingenioso uso de la tecnología, si usted desea que no le molesten con llamadas inoportunas, simplemente apaga su celular, pero...las llamadas que le hagan quedan registradas, lo sabía ?. Bueno, apagar el celular es una forma de "enmascaramiento" cuando se hacen o reciben llamadas de enlace entre individuos de una red potencial, subrayo, potencial, lo que en términos de inteligencia significa "latente", con actividades sospechosas de participar en actividades conspirativas. Si usted es un terrorista, pongo como ejemplo, fabrica una bomba artesanal para ser detonada con un celular al momento de recibir una llamada; este detonador se desintegra con la explosión pero el celular accionante puede ser rastreado por el GPS que posee el mismo incorporado a su sistema, que, a propósito se desactiva a apagarlo.. Si la explosión tuvo lugar en un sitio X, este ingenio tiene la capacidad en segundos de rastrear todas las llamadas que se hicieron en el perímetro de cobertura de la antena del teléfono aún cuando el terrorista lo haya apagado para desactivar el GPS. Es sólo un simple ejemplo; ¿ pero comprende la magnitud del arma extraordinaria que tiene en su poder la Agencia de Seguridad Nacional y otras de inteligencia para proteger a los americanos ?.”

 

Berrinche No. 2

“Mire, amigo, ( lo es cuando despliega tanto desprecio por los americanos, léase estadounidense ). Aún con la duda, interprete "amigo" como un simple apelativo, no como un hecho.
Le propongo algo muy simple: antes de destilar el veneno y el desprecio que expresan los términos agrios en que se hace comprender, le sugiero que abunde sobre la Historia de la Fundación de los Estados Unidos. No es mucho tiempo que perderá en ello, con un par de horas de acceso a esta información, podrá comprender que los argumentos con que me responde rodarán por tierra, pues el término "americano", que no es más que un gentilicio por vivir en América, fue empleado durante el surgimiento de esta nación para identificarse de los demás y es tan acogido por personas normales de cualquier latitud, que es la primera palabra que les viene a la mente cuando se identifican con el pasaporte que muestra el Aguila Calva sujetando una haz de flechas con una garra y el laurel con la otra.
Si no se siente con ganas de proseguir este intercambio, lo comprendo.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario