retro.arce@gmail.com

martes, 10 de junio de 2014

Andanzas por el foro de CNN.


Un apunte sobre el Neoliberalismo callejero.
 
En mis “románticas citas” con los foristas de CNN también surgen comentaristas que aluden a viejas fábulas, y no de Efeso, para defender a ultranza al comunismo marxista. En este caso que comento a continuación en la forma de la respuesta a esos comentarios, el sujeto cuestiona los resultados del neoliberalismo aplicado a un determinado país, Argentina, y que trajo por consecuencia el casi colapso económico antes del kischnerismo. Obviamente este señor quiere asustarnos con el neoliberalismo mostrándonos un “cuco” disfrazado de neoliberalismo pues así es como funciona la nefasta ideología comunista, con terror. Pero cabe preguntarse: “… ¿quién o quiénes se benefician con suprimir las fuerzas libres del mercado? En la respuesta podrán hallar que este hombre comentarista miente sin saber o a sabiendas.
 
“Usted perdone, amigo, sólo dos palabras sobre su comentario: Disiento, no dice nada nuevo que no haya tenido ocasión de haber leído en la prensa oficialista de Cuba acerca del "pulso ideológico" entre Socialismo (incluyendo el Comunismo de orígenes marxista-leninista) y el Capitalismo. Comprendo que a fuerza de recibir información inconscientemente se nos originen patrones de juicio; no me cabe dudas. De modo que no lo responsabilizo de sus argumentos, no son suyos; de hecho cita ejemplos que ya fueron citados; o mejor, un solo ejemplo. Hablo de las consecuencias del neoliberalismo que cita. Pero recuerde que otros países adoptaron esa plataforma y no les fue mal. Gobernar, amigo, es algo más que subir a un podio y gritar y gritar contra el imperialismo, la oligarquía o que vivan los pobres del mundo. Gobernar es Administrar y, nuestros caciques macunderos se han caracterizado por egocentrismo, narcisismo,...egocentrismo y narcisismo. (
 
Estoy consciente que lo repito, es que no encuentro otra característica de los macunderos líderes). Administrar es distribuir eficientemente las energías económicas de un país. Es un plato fuerte, sabe. Significa que un solo hombre no puede lograrlo y que el poder unipersonal está atado indisolublemente a la corrupción. Este mal, abundante en todas las latitudes, se hace voraz cuando las instituciones civiles de X país son endebles; cuando se cambia la constitución para satisfacer necesidades personales enmascaradas de pueblo ( término que los extremistas gustan repetir en sus discursos); cuando se crean fuerzas paramilitares al margen de las guardias nacionales o ejércitos subordinadas directamente al cacique macundero; cuando el discurso económico se transforma en político; cuando la economía deja de ser la ciencia principal para guiar los beneficios de todos los ciudadanos y se enclaustra una putrefacta ideología de las masas para satisfacer a la burocracia que adquirió esa bancada amparada en un acto vandálico como un "golpe de estado", por ejemplo, y se arropa en tintes democráticos; cuando se miente sobre los destinos del país, alardeando de marchar hacia futuros desconocidos hasta entonces por la humanidad ( grandiosas y edulcorantes rimbombantes palabras !)”.
 
Cuando se imprimen esas nuevas fuerzas respaldadas en la maloliente teoría de la Dictadura del Proletariado, la economía desaparece para dar paso a aquélla. El verbo deja de ser BENEFICIAR a los ciudadanos para convertirse en APLASTAR al enemigo. Entonces la tarea del inmenso aparato político (consejos, buróes, secretariados, oficinas, institutos, departamentos...) se centra en hallar y mantener "vivo" a ese enemigo aprovechando cualquier brecha posible a niveles nacional e internacional. Se combaten "males del pasado"; costumbres, idioma, frases, nombres de sitios, de calles. Se implantan otras, no tan nacionales pero llegadas de polos opuestos al enemigo. Se siembra la incertidumbre y el pánico a la desaparición física debido a acciones belicosas de ese enemigo. Se prohíbe disentir. Es importante estar de acuerdo con Don Macundero para que el país pueda vencer al enemigo pérfido que quiere arrebatarnos nuestras riquezas; por tanto la crítica y el cuestionamiento desmoronan la unión nacional que requiere el momento. Disentir es atentar contra el propio interés nacional. Por tanto: Queda prohibido disentir bajo pena criminal....
 
Y la lista de absurdos es tan larga que requeriría mucho esfuerzo que pudiese llegar a ser un ensayo y no tengo ganas para eso. Sólo recuerde que el Capitalismo, contrario a lo que usted afirma en su comentario, no es un sistema político que encierra per se, todas las soluciones. Se nutre del mercado y su libertad. Y la Libertad, la Democracia y la Economía de mercado son las bases donde descansa el desarrollo económico, político y social del país. La filosofía de respeto a la Libertad, la Ley y la Propiedad Privada, son los principios sobre los que se asienta la sociedad. Lo demás es un cuento de Hadas.
Jorge B. Arce

No hay comentarios:

Publicar un comentario