retro.arce@gmail.com

jueves, 27 de septiembre de 2012

El Islán es diferente.


El Islán es diferente.

Casi sin sorpresa he visto cómo la euforia fanático-religiosa de determinado número de personas en varios países islámicos del Medio Oriente convertida en actos de asesinato, vandalismo, destrucción y el consabido incendio de banderas estadounidenses, ha respondido de manera progresiva, a la circulación de un video hecho de manera independiente y que dramatiza a un supuesto Mahoma sodomiza  y vilipendioso.

¿Por qué sin sorpresa?; pues porque la reacción de los musulmanes ante una ofensa a algunos de los símbolos de la Fe Islámica, es desproporcionada.

Pero ya estamos habituados a estos arranques de cólera religiosa de los seguidores de esa fe y las imágenes me traen a mente las vistas en los filmes sobre persecución religiosa protagonizada por la Iglesia Católica hace cientos de años contra los herejes a los que los seguidores del Islán llaman infieles.

Aún recuerdo todos aquellos actos de protesta masiva pública protagonizados por los musulmanes contra el mundo Occidental y por todo el mundo, no solo en el Oriente Medio, a raíz de que un periodista europeo publicara una caricatura del profeta Mahoma con su turbante convertido para ocultar una bomba. Tal cosa es sentido del humor acotado a que sólo subrayo, sólo, los musulmanes hacen estallar explosivos en medio de multitudes.

Es cierto que las imágenes que ofrece el video carecen de arte y son soeces, según mi modesta opinión. Pienso que difundirlas no construye sino que erosiona la relación entre el mundo árabe-musulmán y el Occidente y que existe dentro de determinados sectores islámicos, con independencia de que el productor del material ejerció un derecho insoslayable.

Personalmente tengo mis opiniones sobre el Islán, pero me limito a expresarlas en medio de un ambiente sano de discusión. Evito la confrontación porque no rinde frutos en ese sector.

Pero una cosa es cierta y lo expreso para que comparen. No hace mucho pude ver en Facebook un montaje de una foto de la imagen de Jesús en vilo, sujeto a la propia cruz, de esas que los conductores de auto suelen colocar colgada en el retrovisor, pues la aceleración causaba esa situación. Soy cristiano y creo en Dios y en su hijo Jesucristo, muerto y resucitado para el perdón de nuestros pecados y tal foto es profundamente irreverente, pero no deja de ser una imagen provista por alguien que entiende las cosas del mundo que le rodea de esa forma, irreverente. No opté por tomar un arma y dispararle al autor, ni localizarlo para darle una paliza, ni quemé su fotografía y tampoco supe de nadie que haya protestado por tal broma. Creo que es desproporcionado protestar por una broma o por un mensaje de desconocimiento de la fe cristiana como el mencionado.

La vida no puede tomarse siguiendo un camino de revancha y de venganza. Debemos ser tolerantes. Tenemos la responsabilidad ineludible de serlo. Me pregunto por qué no pueden hacer lo mismo los musulmanes. ¿Es que no entienden o es una cosa peor?

Tampoco los cristianos protestaron masivamente cuando Madonna dramatizó irónicamente pasajes bíblicos en la pantalla grande; si acaso protesta un alto jerarca de la Iglesia no los feligreses.

Pero cuando el hecho apunta al Corán, el Profeta Mahoma o el Islán en general, las cosas cambian.

Eso es lo que digo: El Islán es diferente.

Jorge B. Arce

No hay comentarios:

Publicar un comentario