retro.arce@gmail.com

sábado, 13 de septiembre de 2014

Quiénes forman el Estado Islámico IS ?


Estamos inmersos en observar y valorar el nuevo grupo extremista islámico nacido de las filas de la ideología de Al Queda, el Estado Islámico o IS. La mayoría se recrea en examinar las acciones del grupo y en mi opinión se desenfocan de sus componentes.
 
Los comentaristas opinan que este grupo de extremistas posee una ideología perturbadora y peligrosa. Creo que eso es cierto. Como ideología, al fin y al cabo, entraña un propósito político. No creo que el fin sea religioso, lo que ocurre es que el Islán permite su libre interpretación y la que estas personas proclaman se viene como anillo al dedo para sus fines políticos. Es que fe religiosa entraña varios sentimientos humanos que van de la mano: lealtad, temor, confianza, seguimiento, respeto, entre otros. De modo que colocarse ese velo representa un escalón en el camino de rodearse de seguidores que le dan el poder.

El punto, en mi criterio, es la persona. Observen que estos grupos exigen ipso facto, una indiscutible lealtad al líder. Bueno, eso no es lo que conocen las democracias occidentales que ponen y quitan presidentes ( el máximo poder legal), porque entraña dictadura. De modo que arroparse en el Islán permite que los líderes sean guías espirituales y por ello se les concede el derecho de pensar por uno mismo. Es simple aunque maquiavélico.
 
 Recuérdese que estos patrones son empleados por las dictaduras de izquierda, las que contrario sensu a las de derecha, construyen un líder embestido de condiciones y peculiaridades que le hacen valer lealtad de los simpatizantes.

Lo que debemos preguntarnos y considerar es la conciencia de estas personas que renuncian a su libre albedrío para concederles gratuitamente a un desconocido, su propia voluntad que alcanza límites incomprensibles, como apretar un gatillo o blandir una espada contra un semejante indefenso. Ese es el punto. Las personas que se unen a grupos ideológicos como éste IS son pura y definitivamente BASURA SOCIAL
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario