retro.arce@gmail.com

jueves, 21 de junio de 2012

Réplica a comentario del Sr. Albala


Un nuevo “punto sobre las íes” al Sr. Albala.



A continuación expongo el penúltimo párrafo del comentario subido por el Sr. Albala, un cubano residente en Miami, que huyó de Cuba en 1988,_según él_. El escrito aborda sentimentalmente sus recuerdos acerca de su paupérrima infancia debido a la injusticia social del gobierno de Batista y cómo se convirtió en un fanático consumidor de todos los planes, programas, reuniones, organizaciones, mítines, marchas, discursos y demás productos del régimen fidelista, etc., etc.

Si está interesado en acceder al total comentario, por favor visite La Chiringa de Cuba.



“Un buen día inicié los trámites migratorios y viaje a San José, Costa Rica, luego a Puerto Rico y hoy vivo desde 1988 en la Ciudad de Miami, donde no he dejado de ser lo que fui. Con el tiempo llegué a la conclusión de que soy víctima consciente. Nadie me obligó a salir de Cuba. Mi salida nada tiene que ver con discrepancias ideológicas… Por estos motivos es que me siento tan comprometido con la CONTRAINFORMACIÓN”



Mi respuesta:

¿Qué trata de decir, Sr?, ¿que es usted un manipulado más? Y quién, de la generación nuestra porque yo tengo 60_, no fue atrapado por el ímpetu de la revolución?; ¿cómo no serlo? Usted sabe bien que era imposible evadirse de la ola social de la revolución desde el propio 1959 y después, los mecanismos de apoyo social implícito del acto de descabezar asesinos de jóvenes y defenestrar a ricos hacendados terratenientes y jugadores de la suerte de tener un amigo político a quién recostarse, se volvieron cada vez más sofisticados, llegando a convertirse el pueblo cubano de objetivo central de la revolución en deudores de los líderes acreedores; ostentadores de mantener el statu quo alcanzado por la epifanía de la Sierra Maestra y el Llano, “título nobiliario” que aún explotan para sí negando cualquier tipo de arribo al poder de personas más radicales _ un latrocinio político, Sr._, sin dudas que el pueblo cubano _en general_ no quiere ver y al parecer, usted tampoco menciona

.
No es suficiente haber removido el clima político corrupto que acompañaba el anterior gobierno para, per se, monopolizar el poder creando un místico sistema político importado, donde el mecanismo sitúa a los peones sin posibilidad de decidir el futuro político de su propio tablero (entiéndase nación). Sin embargo, esa etapa de lucha en contra del gobierno de Batista, es la Carta Magna que emancipa el poder monolítico y corrupto que existe hoy. El clásico Aé La Chambelona; el clásico quítate tú pa’ ponerme yo.

 De qué vale soñar con aquel pasado que usted rememora románticamente si aquellos valientes se han convertido en ladrones de poder?


Le deseo dulces y melancólicos sueños, Sr. Para mí…nada, son una fucking pesadilla.
Bye.


Ahh, a propósito, nunca me respondió antes…

No hay comentarios:

Publicar un comentario