retro.arce@gmail.com

martes, 3 de abril de 2012


Respuesta al Sr. Luis Ernesto, del blog Visión de Cuba, quien consideró oportuno saber mi opinión sobre los opositores políticos cubanos.



Aqui me ha dejado otra muestra de su equivocada visión sobre mi forma de pensar.
Libérese de las frases de “uso frecuente” por la prensa quepretendenmostrar ante elmundo como “disidente o independiente” y el intercambio tal vez fluya por mejores caminos.
No hay tales “opositores pacíficos” y usted bien debería saberlo.
¿Me va a negar que la inmensa mayoría no lo hace por convicciones patrióticas y SI por el dinero que sale de las arcas de ese “gran país”?
¿Podría decirme si actuaran de la misma forma si no fluyeran los millones de dólares que paga el contribuyente estadounidense con la cómplice aprobación de las instituciones “democráticamente” electas en ese país?
Lo invito a responder ambas interrogantes.
Otra aclaración: Conozco muchos ciudadanos de Estados Unidos y algunos los cuento entre mis amigos sin la más mínima sombra de odio hacia esa nación y su pueblo.




Aclaración necesaria: Sólo he copiado y pegado intacta, la versión original del comentario del Sr. Luis Ernesto, como respeto a su redacción y para evitar probables interpretaciones incorrectas.



Sr. Luis Ernesto.


Trataré de ser breve en atención a su solicitud de respuestas a dos preguntas. Pero, le anticipo. Es un tema muy difícil porque no me siento con fuerza moral suficiente para cuestionar lo que hacen los opositores políticos dentro de la isla, sabe?

 Es así pues que mientras residí en la isla y pensando de la misma manera que lo hago ahora, nunca tuve el valor para actuar como LA MAYORIA de ellos lo hacen en Las Villas, La Habana, Santiago de Cuba, etc. No creo que sea noble que yo, habiendo tenido la oportunidad de enfrentar resueltamente la falta de libertad que ahoga a los cubanos y no les permite desarrollar sus capacidades, no lo hice por el mero apego a las comodidades de mi hogar, mi profesión y el terror de verme encerrado en cualquiera de las cárceles de la región occidental ( que tuve la oportunidad de visitar por cuestiones relacionadas con mi trabajo, en más de una oportunidad), lugares que si se les llama prisiones se les brinda una calificación de cinco estrellas, porque son verdaderas leoneras.).

Debería administrar un poco mejor su tiempo de blogger e indagar al respecto, le aseguro que se quedará una semana con la mandíbula inferior descolgada al encontrar la forma en que son tratados esos seres humanos: unos ladrones, violadores, asesinos…opositores políticos condenados por proliferar panfletos que invocan la Declaración Universal de los Derechos Humanos ( consignada por Cuba ), en una máquina de escribir portátil y luego difundirlos entre los allegados para que comprendieran por qué el régimen les priva de lo más íntimo de una persona amparándose en que los cubanos albergan una total desinformación de esos temas peliagudos para el gobierno.

 No lo haga por usted, hágalo por esos pobres hombres confinados al deseo troglodita de sus carceleros que golpean y castigan sin miramientos ni el más mínimo asomo de piedad y consideración a la naturaleza humana.


Le detallo estos menesteres que formaron parte de mis pensamientos y conciencia y funcionaron como clic para evitar que me embarcase en una acción disidente “explícita y confrontadora: Es cierto que empleé la desobediencia civil de manera continuada pero no tuve valor de mostrar la cara resueltamente con un grito de libertad, por ejemplo.
De manera que me es difícil calificar a esos hombres valientes que sin nada, sin el apoyo de sus vecinos, se enfrentan a las turbas entrenadas, aleccionadas y dispuestas por un miserable diploma de reconocimiento por sus actividades revolucionarias, las que son espléndidas en todo tipo de desafueros, irrespetos al actuar sin límites y protegidos por el gobierno y sus policías traídos del oriente del país porque los de La Habana no se prestan a esos abusos en sentido general.

 Sin embargo puedo decirle que, privados de cualquier tipo de defensa material para hacer escuchar sus reclamos políticos, ( un inalienable derecho constitucional ), y ser abusados por esa causa; al ser despedidos de su puesto de trabajo; al ser privados del derecho de reunirse, organizarse y difundir sus ideas por tipificar estas acciones como de desestabilización de la seguridad del estado, el dinero que reciben a través de la USAID es la única arma porque les permite comer, vestirse, pagar sus teléfonos con los que denuncian al mundo ( EXCEPTO A CUBA DONDE NO SE ENTERAN DE NADA ), sus reportes y videos donde se puede observar de primera vista lo que ocurre en cada evento donde son atropellados. No se imagine que hay aquí tontos inflamados de odio contra el gobierno cubano que creen cualquier cosa que le digan desde allá. Las noticias de las golpizas a mujeres y hombres nos llegan en videos, joven, no son reediciones hollywoodenses, son hechos perfectamente identificables.

De modo que detengámonos en ese hecho.

 Un pequeño grupo de tres mujeres se detiene a mitad de la escalinata del Capitolio y muestran una tela donde se pide libertad para los cubanos. Se reúne desde lejos un grupo de transeúntes a observar. Sabe qué?; pues cuánto tardará la policía y las arrastrarán hasta el auto patrullero donde las introducirán como un saco de papas. Se terminó el acto y NADIE se unió a ellas aunque al llegar la poli les gritaban abusadores, asesinos, libertad y todo eso…pero DESDE AFUERA.


Antes de proseguir con la hipótesis un alto en este cuadro trágico.

 Usted comprende en las condiciones en que se debe hacer ese acto de valor protagonizado por esas tres mujeres (que tienen mayor indefensión que los hombres ante el asalto de los policías) sin recibir el apoyo de los otros cubanos de a pie que merodean por el lugar; precisamente por ese lugar donde a cualquier hora se cruzan cientos de personas diariamente?

 Esa acción requiere un gran valor, joven, no un gran precio. No hay dinero que pague la indefensión en que un ciudadano cubano puede caer si es detenido por la policía cubana por matar vacas o por sacar un telón con un mensaje político. Se convierte en un sujeto sin ningún tipo de amparo; sus viviendas son asaltadas por la turba con la complacencia de la policía que EXISTE PARA PROTEGER A LOS CIUDADANOS Y SUS PROPIEDADES. Carecerá de contacto y de defensa legal profesional por el tiempo que la policía considere necesario. El fiscal, ente existente para velar por el cumplimiento estricto de todas las leyes, incluida la de Procedimiento Penal, se suma a las “turbas” al mirar en otra dirección o concede más tiempo para la detención indirectamente al firmar el affaire del instructor argumentando que faltan elementos acusatorios y evidencias. Mientras tanto, no es acusado de nada pero sigue bajo arresto. Lo primero impide poder concertar contrato de representación con un abogado defensor que debería protegerlo para que se apliquen con el detenido las leyes en su manera estricta. En el ínterin de esa detención totalmente ilícita a la luz de cualquier sistema de derecho, excepto el cubano, se le “trabaja” para arrancarle la voluntad de resistencia, se le agobia con incansables y repetitivos interrogatorios dirigidos a que se contradiga y al final hace una “confesión” de sus pecados pasando por escribir de su puño y letra ( golpe magistral del instructor ), los nombres de los que estuvieron en casa de fulano antes de salir con el cartelón ); y todo eso, sin poder comunicarse con nadie, con nadie. Los familiares preguntan por el sujeto y la respuesta es que no hay comunicación hasta que no se le acuse.


Y así la cuerda se ajusta al cuello del detenido. Se califican los hechos que antes relaté apegándose a cualquiera de los tipos de los capítulos de los Delitos contra la Seguridad del Estado y se le traslada a una prisión permanente en espera del juicio oral.


La noticia de este acto de valor colma la copa de los dirigentes locales que se apresuran a ofrecer una respuesta de reacción al mismo que sea “vista” de arriba y así no buscarse problemas. No dude que entre esas “reacciones” para demostrar que han hecho algo, están las llamadas o entrevistas breves con los órganos de justicia bajo su jurisdicción para “leerle la cartilla” al presidente del tribunal antes de que el sujeto, sea sentado en el banquillo de los acusados.

 La ola continúa, allí no queda., El juez, que confronta un evidente conflicto de intereses por recibir esa llamada y no mandar al carajo al que la hiciera, empieza a preguntarse qué hacer para que todo le salga bien en el juicio oral y toma especial interés en el desarrollo del expediente penal del sujeto. No es que este juez sea vil, es que el sistema político y jurídico que impera en Cuba es vil. Está hecho para reeditar diariamente la histórica lucha de David y Goliat o más a lo cubano: “la pelea del mono y el león, estando el mono amarrado”.

 Cree que en estas circunstancias por donde debe transitar un sujeto llamado opositor político que confronte abiertamente al gobierno, puede ser pagado?

 Cree que la promesa de recibir dinero por enseñar un cartel con la palabra libertad en el Capitolio mueva a esas mujeres a hacerlo arriesgándolo todo?


Cree usted, joven, que en Cuba no existen personas con convicciones propias y que hayan elaborado por sí misma una reflexión que les brinde la verdad sobre el dilema que atraviesa como ciudadano civil privado de ejercer sus derechos más importantes?

 Cree usted que en Cuba, sin haber escalado el nivel universitario, no existen personas sencillas que reaccionen distintos desde el punto de vista político después de leer la Declaración Universal de los Derechos Humanos?

 Cree usted que no hay cubanos, sobre todo cubanas que muestran más valor que los hombres cualitativamente hablando, que piensen por sí mismos y hayan dejado de sentir terror aunque sí miedo al desamparo que debe sufrir al ser detenido?

 Pretende usted que siendo lo que es, un sujeto instruido con nivel universitario, se resista a creer y concluir que su gobierno lo desgobierna en realidad?

 Que ese gobierno no existe para usted, sino para evitar que usted sea usted mismo?

 No le parece que los argumentos de salud gratuita, enseñanza gratuita, deportes gratuitos y otras gratuidades no compensan el hecho, respaldado por la información, conocerían que esas personas opositoras políticas que no organizan atentados ni sabotajes, solo manifestaciones verbales, podrían conocer de la ferocidad con que se les trata por gritar libertad si no tienen 20 cuc para cargar sus teléfonos y transmitirnos los videos del ultraje al ser humano amparado por el gobierno?

 Cómo nos enteraríamos de esos abusos si no es por esos formidables teléfonos y su conexión a la red ?.

 Le estoy respondiendo ?

 . Ahora comprende por qué tienen que recibir ese dinero?

 Si no lo recibieran y no pudieran transmitir esos atropellos del siglo XXI en Cuba, qué tendrían que hacer entonces?


Comprende que serían acallados?

 Comprende que dejarían de existir?

 Cómo puede escapar el cerdo al matarife que lo sacrificará armado de su cuchillo de carnicero dentro del corral?


Esa imagen es la que pretende crear su gobierno con los opositores políticos.


Piense en todo eso. Interiorice. Comprenda que todas las personas son distintas e irrepetibles. Su sistema podrá tener cosas buenas pero tiene cosas peores que las buenas; eso no logra que califique.


Como usted, también formé filas y marché junto a Fidel. Qué cubano no lo hizo con este encantador de serpientes?, con esta remodelación de flautista de Hamelin ?

Jorge B. Arce

Tu comentario esta esperando ser moderado.( Nota al pie de página del blogger Luis Ernesto.






No hay comentarios:

Publicar un comentario