retro.arce@gmail.com

miércoles, 4 de julio de 2012

Segunda parte de "Habia una vez una islita"


(Nota del autor).

Como imagino que no deben quedarles uñas desde que leyeron la primera parte de “Había una vez una islita” para saber en qué termina, pues he dejado que pase el tiempo para que no les quede ninguna porque realmente las uñas solo nos acarrean infecciones. Dejen de comerse la punta de los dedos y empiecen a leer lo que es la esperada y anhelada segunda parte de esta cortesía de la casa porque no tienen que pagar nada por leerla y disfrutar de este alegre curso de la historia.



Firmado: El autor.



Le dedico esta brillante página de la literatura de todos los tiempos a Vivi, Pipi, Miti, Chiqui, Lili, Titi, Riri, Zizi, Mimi, Lili 2, Xixi y todas las demás admiradoras que hicieron posible que me sentara a teclear este ensueño de las letras.



También se lo dedico (porque de no hacerlo se pondría puñeteramente enfadada, la Rosy , que sí es mi wife), pero que no me atiende porque se pasa la vida oyendo rock con su I Pod.



A mi perra Kika3000, por su probado carácter y resistencia pacífica a mis crueles caricias.



Tampoco puedo olvidar a mi Sony Bravia que tantos buenos y buenos momentos me reserva cada fin de semana cuando me reclino frente a él en contubernio con mi Blue Ray.



Gracias, gracias, gracias…



“Había una vez una islita”; second time; de cuando la caña se pone a tres trozos (¿son tres o cuatro?).

Queridos lectores y lectoras (también hay ladies disfrutando de lo lindo de este inigualable episodio homónimo); como pudieron apreciar en el First Time de esta incomparable historia, el presidente de USA no tenía ninguna carta en la manga después de que Castro le dio el c…consentimiento a Jruchov para que emplazara las baterías de misiles nucleares en zonas intrincadas de la escalera de Jaruco, Pinar del Río y Tope de Callantes. Y en lugar de pensar en una buena jugada, se le ocurrió que si los castristas no tenían dinero no podrían aguantar mucho. De modo que suspendió el mercado internacional estadounidense, la compra del azúcar crudo cubano.



Pero como el Otro…( hago alusión al otro), no es gente que se duerma en los laureles, le devolvió el golpe magistralmente y mató dos pájaros de un tiro: 1) declaró públicamente el bloqueo naval y económico impuesto por Kennedy como muestra del odio y el desprecio de EEUU por los cubanos y los tituló la verdadera amenaza para la paz de los cubanos y su verdadero enemigo a derrotar; 2) le sirvió la jugada para legitimizar la intromisión soviética en Cuba en todos los aspectos de la vida ( bolos a la chorrera, bolos fritos, bolos en salsa, bolos con ron, ron con bolos avinagrados, etc. ).

Kennedy, que no le gustaba el contrapunteo, se dio cuenta que este Otro era un tipo a respetar y se quedó pensando qué coño haría con este fucking barbudo que hasta el ex presidente Ike apoyara cuando estaba en la Sierra.



Vista aérea de las áreas cercanas al palacio de gobierno cubano.

Se observa una muchedumbre humana con banderitas cubanas y cartelones con todo tipo de consignas y consignas disparatadas: Fidel dale duro;  Fidel, seguro; Paredón a los batistianos; Aquí estamos los cubanos para defender la revolución; Fidel te apoyamos; Fidel, Fidel, Fidel. (Yo les aseguro que en mi casa, mi abuela, mi madre, mis tías y mis primas se enfrentaban en tremendas discusiones todos los días para cambiarme mi lindo nombre y ponerme Fidelito. Y yo: “…que no, coño ¡“…que sí, pues...” Cómo que que sí pues, ¿      acaso tu eres venezolana?; le pregunté a mi madre desde el patio donde me encontraba subido a una mata de almácigo para tomar la huella de mi pie y se me quitar el gripe. Te juro, me dijo, que no soy una agente de Chávez. Pero como de Chávez, mima, ¿no te das cuenta que no ha nacido esa historia?



Era una locura de nombre, de Fidel, Fidel a toda hora, en Radio Reloj, en la escuela, en el parque, en los carros con altoparlantes incitando a la lucha contra los chivatos del barrio, era una locura.

_”…porque este pueblo no va a seguir sirviendo al amo imperialista…”; se escuchaba desde las bocinas andantes en cuatro gomas que circulaban día y noche cuando Fidel hablaba desde CMQ o desde Palacio.

_Oye, Juanelo, ahora la cosa va en serio. Tú que decías que este tipo era un ladrón más y mira cómo ha salido, tiene unos cojones del carajo pa’ fajarse con los americanos.

_Lo que pasa, Fico, es que tiene el apoyo de esos rusos que andan en esos camiones gigantes por todas partes.

_Lo que sea, viejo, lo que sea…

_”…y si se atreven a agredirnos, morderán el polvo de la derrota. Ahora no estamos desarmados. Que lo sepan en Washington, que lo sepan. No les tenemos, ningún, ningún miedo a los yanquis. Este es un pueblo decidido a dar hasta la última gota de sangre…” (La palabra sangre pronunciada por el gran líder a cientos de kilómetros, casi lo manchaba a uno si estaba cerca de la bocina) porque era pronunciada con un acento sádico, se escuchaba de telón de fondo de la conversación de estos dos pueblerinos en la esquina de mi casa, justamente donde jugábamos a las bolas.

_Abu, que sangre más extraña dice Fidel, eh?

_Sí, Fideli…digo, Jorgito, sí. Déjame oír…

Y así pasaban las horas, los días. Milicianos fue la próxima pelea pública. El caso es que había unos tipos que no les gustaba este gobierno que había quitado a los casquitos y a la Rural para colocarse ellos tan gallardos con sus rifles, bazookas, pistolas, cuchillos y sus flamantes barbas. (Algunos eran tan jóvenes que no las tenían y pagaban la libra de pelo en las barberías para hacerse un simulacro y aparentar que tenían los mismos cojones que los mayores. Y se recontoneaban con sus San Cristóbal o sus Garands trofeos de la II Guerra, por las calles de mi pueblo enamorando las locales que eran muy escurridizas.

_Samuel, ¿te enteraste?

_ ¿De qué?

_De los alzados…

_ ¿Qué alzados?

_Los de Pinar del Río y los del Escambray…

_ ¿Alzados?, ¿pa’ qué?

_ ¿Cómo que pa’ qué? Contra Fidel, ¿contra quién va a ser?

_ ¿No jodas?

_ ¿Ya te citaron?

_ ¿Me citaron?,  no, ¿Pa’ qué?

_ Pa’ las milicias

_ ¿Qué milicias?

_ ¡Coño, compadre, siempre estás en el limbo! No se puede hablar contigo, ¡Oyeeeeeé!

_ ¿Pa’ qué me sirve saber eso, chico? ¿Tú me puedes decir?



Mientras, frente a Palacio, la muchedumbre enloquecida por seguir  viendo cómo fusilaban a todos los esbirros y los tiraban de cabeza al hueco con un disparo de gracia en la nuca, seguían gritando:

FIDEL, SEGURO, A LOS YANQUIS DALE DURO

SACUDE LA MATA, FIDEL

PAREDON

PAREDON

Paredón llegó a convertirse en la palabra más pronunciada en Cuba después de Fidel.

 Era enloquecedoramente repetida en todas partes, hasta les pedían paredón a los bodegueros sorprendidos alterando el peso de los frijoles en la balanza o al dueño de la ferretería que cobraba a diez centavos la libra de puntillas de zapatos porque decían que era muy caro. O al carnicero porque vendía unas costillas de res con mucho pellejo y poca carne (¿qué culpa tendría el carnicero de la seca?).

Y como la revolución no ha escatimado en proveer al pueblo de…lemas y consignas en lugar de otras cosas, al barbudo libertador y héroe guerrillero de las lomas con fusil de mira telescópica (Nuevo paréntesis porque el que escribe esto tiene dudas acerca de:

Me pregunto para qué sirve un fusil de mira telescópica en medio del monte con enredaderas y matas y guao y marabú en encuentros con los casquitos a boca de jarro donde más útil es una pistola ametralladora de alto volumen de fuego. Nunca entendí eso. Pero la historia la hacen los vencedores y dicen que el Fifo lo tenía para disparar a un kilómetro de distancia del enemigo; que sus subordinados no querían arriesgar su vida porque era muy valiosa para el futuro (y en eso tenían razón, coño), etc., etc., etc .Cierre del paréntesis.

Y como decía, un buen día se le ocurrió Patria o Muerte, Venceremos y desde ese momento la hemos tenido hasta en la sopa.

¿Político inteligente?, ¿Fidel? Yo diría que vociferante manipulador de multitudes y hacedor de un intrincado sistema de amedrentamiento masivo. ¿Qué necesitaba el pueblo de Cuba en enero de 1959 después que huyó Batista? Necesitaba que desaparecieran los asesinos esbirros que se ensañaron en los demócratas que se les opusieron en todos los ámbitos de la vida social. Que se organizara un órgano de poder temporal para organizar las elecciones libres y directas donde estuvieran representados todos los estratos sociales. Era una labor difícil debido al estado de ignorancia generalizado pero una junta de gobierno actuando desinteresadamente podría hacer los arreglos durante un corto período. Pero, caballeros, ¿quién coño encuentra desinteresados cuando de política se habla?

Pero…la revolución eliminó con “gran efectividad” a los batistianos, pero…no organizó elecciones libres…je, je



_Je, je, ya lo decía yo. Ahora esta gente se ha aparecido con el cuento de que si hacen elecciones saldrán los mismos batistianos que están escondidos bajo la cama.

_Oye, Pelencho, no te pongas bravo, pero ¿ pa’ qué elecciones como dice Fidel, pa’ qué?

Palabras que se escuchan por las bocinas del parque de la Iglesia:

_”Pueblo de Cuba, aquí llegamos con la fuerza de la razón y de la dignidad para quedarnos…”. Muchos por ahí andan pidiendo elecciones, y yo digo: ¿Elecciones para qué? Y detrás un coro inmenso de voces diciendo: ¡.FIDEL, FIDEL, FIDEL!

Y así siguieron los discursos casi a diario, de horas y horas “reescribiendo” la historia ( tenía un equipo de los Taquígrafos revolucionarios” escribiendo sus discursos). Empezaron las arengas a la Violencia Revolucionaria contra la Gusanera en el Escambray.

_Oye, chicho, estoy de estos revoltosos hasta los mismos c...

_Si no te gusta, álzate, chico, álzate.

Y de verdad que se alzaron un montón de gente.

Otro episodio épico-revolucionario; una mini guerra civil: cubanos alzados contra cubanos milicianos y vice. Muertos, ahorcados, fusilados, ajusticiados, de mil formas: Muertos y 30 años que era el sustituto de paredón.

De inmediato, porque Fidel era un tipo que no se ponía a pensar muchos los pasos que daba, se le ocurrió que había que buscar algo que mantuviera efervescente el ánimo de los cubanos que hasta ahora le había permitido “campear por sus c...digo, respetos”, y empezó a generar planes para “redescubrir” continuamente un ENEMIGO que era necesario combatir en lugar de estar sembrando boniatos, criando carneros y cortando caña, que era lo único que daba comida entonces.

“_Ya lo he dicho desde esta tribuna martiana. Si se atreven a atacarnos desde el Pentágono, le daremos una contundente y aplastante respuesta revolucionaria”.

Para ese entonces, la noticia de que se estaba gestando Bahía de Cochinos, le había llegado al Palacio Presidencial, y estaba cocinándola para preparar el mantecao.

“_Hemos recibido la ayuda desinteresada del gobierno soviético y nos han proporcionado la forma y el método de darle una merecida respuesta en el propio Washington y New York desde aquí mismo, con solo mover un dedo”. Vociferaba el gran líder escupiendo los micrófonos de CMQ que todavía mantenía ese nombre y no le habían rebautizado con otro socialista.

Detrás de estas palabras del líder, el pueblo embrutecido, digo, enardecido vociferaba:

_Fidel, seguro, a los yanquis dale duro…

Sin saber que estaban apoyando un golpe con misiles nucleares a la Casablanca, Hometead-Miami, y el Pentágono.

_Oye, Chicho…milicianos, camiones con ametralladoras cuatro bocas, cañones…pa’ llá y pa’ ca…

_ No hay quien se mueva, compadre… y dicen que hay una invasión por la ciénaga…

_ ¡ Eyyyy, ustedes dos!;

Les grito un tipo uniformado de verde olivo…

_ ¿qué hacen ustedes dos conversando allí sobre la revolución? No se muevan y denle andando pa’ l estadio de pelota.

En estadio de pelota ( de football no había en Cuba), concentraron a todos los sospechosos de apoyar la invasión de Bahía de Cochinos, protagonizada por el exilio cubano en Miami. Allí eran procesados uno por uno y tomaban el caminito de belén los que no tenían “problemas como habladores de esquinas” y los otros, a otros sitios como los campos de concentración o trabajos forzados conocidos como UMAP, Unidades Militares de Ayuda a la Producción ( estalinismo disfrazado de fidelismo ).

Años después, en otros países del cono sur americano, otras juntas militares que se apoderaron del gobierno, reeditaron estas sutiles experiencias de INMOVILIZACION de los disidentes políticos.

_Merceditas, oye, ¿a dónde vas con esa ropa? ¿No íbamos para la playa?

_Si, mi amiga, pero recibí una citación del comité para la plaza a apoyar a Fidel que va a hablar sobre Angola…

_ ¿Angola?, y eso qué es?

_ ¡Ay, chica, como preguntas!, y ¿yo qué sé, vieja?

_Pero…

_ ¡Ay, mi amiga, no me digas nada!, ¿tú sabes lo que significa una citación de alto nivel? Cuando te dicen que hace falta que vayas, ve, te lo aconsejo, si no, te marcas, “ TE M A R C A S, ¿entiendes?.

Background:

Un vehículo armado con altoparlantes se desplaza por la calle frente al sitio donde hablaban estas dos cubanas y se escuchaba…

_<Todos a la plaza con Fidel., en apoyo al Comandante en Jefe, demostrando al mundo el coraje de los cubanos y nuestra herencia mambisa e internacionalista en la alianza con todos los obreros del mundo en la lucha contra el imperialismo>

_Oye, Pancho, ¿has visto a Chicho?

_Ni en sueños, mi socio. Desde lo de Girón no lo he visto más. A lo mejor cayó en la UMAP…

_Bueno. Te invito a comer algo por ahí...,

_ ¿Dónde, chico?, desde que intervinieron los puestos de fritas no hay donde amarrar la chiva…

Un poco de historia.

En 1952, cuando Fulgencio Batista, entonces un coronel del ejército le dio el cuartelazo a Prio Socarras, presidente de la república, y lo montó en un avión de PanAm rumbo a Miami, de inmediato se proclamo general y jefe de la junta militar, suspendiendo las garantías constitucionales, el tribunal constitucional y la propia constitución.

El 8 de enero de 1959, Castro tomo el poder político pro no restableció la constitución suspendida aprobada por plebiscito, sino que redacto y estableció la ley Fundamental constitucional para arrebatarles los poderes legislativos al congreso y mandar como le daba la gana. Los cubanos lo apoyaron desde el palacio en representación de 8 millones y pico de cubanos.

La Ley Fundamental, un populista engendro de usurpación de los poderes legislativos confiados al congreso por el pueblo, se convirtió en la plataforma para transformar el país y someterlo a su antojo, sin oposición, sin partidos. Las ORI, sustituyeron a los partidos políticos de siempre y sus líderes fueron defenestrados por oponerse mediante sutiles cambios ocurridos después, como el caso de Cesar Escalante y la micro facción.

_Oye, Julián, ¿A dónde vas?

_Pa’l colegio electoral a votar…

_ ¿a votar?, ¿a votar por quién?

_Por la constitución, viejo, por la nueva constitución...

_ ¿Qué es eso, chico? ¿Pa ‘qué necesitamos una cosa así si con Fidel estamos bien?.

_Si…si…chico, si…pero…

_ ¡Oye!, ¿Qué te pasa, tu no lees el Granma? ¿No te enteras de que se está produciendo mas leche, huevos, carne, etc que en toda la época de la pseudo republica?

_Espera, espera. Quítame de la cuota de noticias y ponme mas comida, chico… ¡no me jodas!

_Oye, hablas como un vende patria, eso te va a pesar…

_ ¡vete a que un chino te ponga un cuarto!

Tipos que reaccionaban así…casi siempre la pagaban caro…



IV parte. De cuando la caña se puso a tres trozos.



La URSS estuvo subsidiando al gobierno de Cuba desde 1961 hasta 1989, cuando el calvo de la mancha, le dijo a Fidel:

_Comandante, hasta aquí las madrecitas rusas te van a mantener…

_ ¿Qué tu quieres decir, chico?

_El petróleo soviético a partir del año próximo me lo pagas a precio de mercado, si te conviene. Así como los demás recursos para las piezas de repuesto de toda la maquinaria que te he regalado a cambio del azúcar.

_ ¿Qué tú estás diciendo?; ¿me vas a dejar así, embarcado en la lucha contra el imperialismo?

_Ya están aprobados los Acuerdos SALTs, se acabó la lucha esa. Ahora todos los recursos de Rusia a producir bienes de consumo.

Tómelo con calma, comandante…un consejo…deje las luchitas y póngase a producir comida que la carne rusa se acabó ya…

_ ¡Ahh, Mijaíl, ahora me sales con refrancitos cubanos...

_Si, comandante, algo aprendí de los cubanos…

_Imaginaba que ibas a bailar el ritmo que toca la Casablanca, Mijaíl…

_Búsquese otra teta que mamar, comandante…

_Y los proyectos de la Tri-Continental en África, Mijaíl…

_Rusia no tiene intereses en África, comandante

_ ¿Rusia?, ¿acaso no es URSS?

_Muy pronto, comandante, muy pronto…

Reflexiones de la hija de Cuba.



“Primero tuve sufrir que mi madre, Cubita, quedara sola después de divorciarse de mi papa, USA. Ahora mi pobre romanticona madrecita se vuelve a pelear con su nuevo amante, los Bolos que nos ha matado el hambre durante un montón de tiempo. ¿Qué voy a hacer? Soy una hija desdichada y bastarda, además. Por eso es  tan malo buscarse marido que te alimente, te calce, te alumbre, te llene la barriga y encima te de dinero. ¿Qué va a ser de mami y de mí en lo adelante?; porque mi mami me ha metido tantos cuentos chinos y tiene más arrugas que un viejo chupando limones. Aunque dicen que hay un chinito por ahí dándole vueltas y vueltas pero no se decide.  ¿No será el mismo chinito al que en un discurso en la plaza le grito mandarines de mierda? Mi madre tendría que ser una descarada para mirarle la cara otra vez, coño…Bueno, como dice mi madre cuando se mete dos rones:

_Ya aparecerá un cabron que por el interés de cogerme, abra la billetera…

Me acuerdo de aquel día que regresé a mi casa luego de un examen de derecho, en el palacio de la revolución, y me encontré un letrero colgado de un clavo que decía así:

OJO

DOY CLASES DE CÓMO REVENTARLE LAS PELOTAS A LOSGOBIERNOS DEMOCRATICOS, SOBRE GOLPES DE ESTADO Y SOBRE GUERRILLAS EN EL MONTE PARA DESESTABILIZAR GOBIERNOS; DE CÓMO ORGANIZAR CONFLICTOS DE BAJA INTENSIDAD PARA DISTRAER LA ATENCION DE LA POBLACION Y TAMBIEN DE PROPAGANDA SUBVERSIVA.

SE COBRAN RAZONABLES TARIFAS POR ADELANTADO EN EFECTIVOY ESPECIES.

FIRMADO: CUBA.



EPILOGO.

Donde se cuenta que la gente cuando se está hundiendo se aferra a un clavo caliente.



_Pues, mire, pues, Maestro. Mirándolo bien y mirando bien las cosas no me salieron tan como esperaba con el golpecito de estado en Caracas. Me tiraron la toalla, si, pero al final no se cumplieron mis expectativas.

_ ¡Qué buena gente los oligarcas, Huguito, ni que 8/4! Lo que tu noves es que ellos no te calibran a ti, Huguito, y te han subestimado igualitico que a mi cuando el Moncada. Me dejaron en libertad para aparecer como buena gente antes de las elecciones y por la presión del Diario de La Marina.

Yo te daré unas clasecitas, que por supuesto no serán gratis, pero que te convertirán en un líder respetado. Pudiera dártelas gratis, pero el bloqueo yanqui me tiene jodido…ni un cabron boniato se puede producir por ese criminal bloqueo, chico. Y tengo que alimentar a mi pueblo que me ama, que me idolatra, chico. Así que te cobraré en especies, porque al final, nadie saca las cuentas de lo que produce un país excepto su gobierno y tu vas a ser gobierno y legislativo con mis lecciones especiales de cómo derrocar a los congresos de mierda que solo sirven para ponerle trabas a las leyes revolucionarias que generan verdaderas transformaciones sociales, chico.

¿Me sigues?

_Claro, maestro…me parece genial, ahora mismo voy a comunicarme con…

(Lo interrumpe…)

_no, no, no, esto es entre tú y yo, ¿ok?, Huguito, no seas brutico, esto es por debajo de la mesa…chico, no confíes en el imperialismo que tiene micrófonos hasta en mi oficina… ¿o no te acuerdas de Watergate?

_Es verdad, pues, comandante…

_Lo primero que voy a hacer es contarte la historia de mi vida, mujeres incluidas…pero sin mencionar nombres. Todo eso me ha dado tremendas lecciones para sacar ventajas de todo lo que me rodea y sobre todo, para discernir quién es quién y a quién hay que apartar del camino.

_Je, je, je…

_Pienso que vas a tener que darte una vueltecita por cierta parte del África para que te preparen un remedio “makumba” contra todos los males por venir, que no serán pocos…

_Mire, padrino, cuente conmigo que cumplo sus órdenes…

_No, chico, yo no te doy ordenes, solo CONSEJOS, grábalo bien…no seas brutico, Huguito…

_Ay, maestro, Bolívar me lo dijo en un sueño…

_Préstame atención, Huguito, que vamos a empezar la primera lección. Pero ve llamando primero para que empiecen a cargar el primer envió de petróleo que los apagones van a desequilibrar mi proyecto revolucionario, chico…

_No se preocupe, mi comandante. Usted enséñeme a joder a los pitiyanquis que yo le mando el petróleo aunque tenga que escarbarlo con mis manos…

_ ¿Qué es lo primero que tienes que hacer, Huguito?

_Pues agarrar los tanques, mi comandante y…

_ ¡no, chico!, agarrar el poder pero por las buenas, chico, utilizando la misma democracia que ellos…

_Pero, ¿Quién va a votar por mi?

_De eso se tratan las clases, chicho. Me estas saliendo un poco retrasado mental, eh...

_Ay, comandante, perdone, pues, pero cuando caí preso pensé que me iban a…

_Lo primero es lo primero. Búscate aliados-servidores, mas servidores que aliados. Que sepan que a tu lado encontraran lo que desean más en la vida. Necesitas corromper a los que tienes cerca, chico.

_Y al pueblo, ¿Qué le digo?

_Lo que ellos quieren oír… ¿no se te ocurre?

_No se…

_Ellos necesitan medicinas, médicos, dentistas, comida barata, ron, pocas preocupaciones, si es posible vivir sin trabajar mucho e igualdad, que no haya nadie que valga mas…

_Y, ¿Cómo lo consigo?

_Hablando, hablando, hablando. Durante horas, todos los días….de tu vida. Promete, promete y promete. Pinta el futuro de azul, no de colorado…

_ ¿Qué gano con ese cuento, comandante?

_ ¡el voto, chico, el voto!

_ ¡ehhh!, y nunca olvides tener a mano un “chivo expiatorio” para tus errores…

_ ¿Qué hago con el chivo?, ¿sacrificarlo en un altar?

_Casi, casi das con la respuesta, pero...en un altar político, Hugo, que es una tribuna revolucionaria, chico…

_ ¡ya tengo un chivo de esos, comandante!

_ ¿Si, a quién?

_ ¡Al imperio, mi comandante, al imperio!

_ ¡Has pasado al segundo grado, Hugo!





No hay comentarios:

Publicar un comentario