retro.arce@gmail.com

viernes, 6 de julio de 2012


El Sr. Albala me responde en la Chiringa de Cuba.



 Jorge Arce… He leído más de dos veces la nota que me dedico… Le diré algo, y le doy mi palabra que no soy adivino, ni mucho menos espiritista, por favor, tome calma con estos temas, da la impresión, o que le subió la presión, o le falta el aire… No quiero sentirme culpable de que a usted le dé un derrame cerebral… creo que no es para tanto, pues si personas como usted han aguantado más de 40 anos lo que sucede en Cuba, usted ya debió haberse acostumbrado, pienso yo…

Vamos al tema: En su nota hay tanto rollo que no sabría responderle… Primero asegura que no he leído a Ortiz, y por supuesto, también entra en contradicción porque sigue su arremetida como que yo tuviera conocimiento de lo que también escribió Manach, etc, etc…

Dejare de escribir mi humilde opinión sobre los temas que publica este Blog, porque lejos de analizar el artículo central de los autores, en este caso firmado por Fernando Ravsberg, lo que hace usted, y sus amigos, es dedicarme un espacio inmerecido…

Por favor, se lo sugiero como compatriota… escriba su opinión, también a sus amigos, sobre lo que escribió Fernando Ravsberg, así yo también podre tener la oportunidad de aprender de ustedes, o quedarme como estoy… Piense… Razone sobre mi mensaje a usted… Ah!, y le aseguro que no me molesta en lo mas mínimo me dediquen a mi sus opinión, pero le reitero, no soy yo el que escribe, el articulo, yo solo aporto mi punto de vista, aporte usted el suyo…

Sr. Arce… y como estoy seguro que sus amigos también están esperando mi reacción, o ya deben estar preparando otra opinión sobre mi nota… le aclaro algo que es posible lo dude, o le pueda ocasiones algún disgusto: El opinar usted contrario a mí no lo hace mi enemigo… Por encima de su opinión, de la de sus amigos, de la mía, del autor del artículo que ha provocado su indignación a través de mi opinión, yo amo a Cuba, a todo lo que huela a Cuba, a los de allá y a los de acá… Y si me gustaría leer sus opiniones, porque también sería posible que el equivocado sea yo… Gracias por leerme… Marcos Jesús.





Y ni corto ni perezoso le respondo al Sr. Albala.



Mire, Mr. Albala. Tengo claro lo que significa opinar desde antes de vivir aquí a unas millas de usted. De todas formas gracias por recordarme que no es mi enemigo en la concepción en que usted asume la discordancia que nos divide como personas.


No creo que mi comentario asaltando sus opiniones inclinándose como los japoneses suelen hacer ( doblar la cerviz) ante los invitados, tal como lo hace ante las medidas ideológicas del gobierno antipueblo que desgobierna Cuba, esté redactado tan complicadamente que no lo comprenda. Mis citas de Don Fernando Ortiz, Míster, y de Jorge Mañach, son, únicamente, para recordarle a usted el mejunje de etnias y razas de que estamos hechos los cubanos y, repito, nos caracteriza por discutir hasta la insaciabilidad, muy distinto al comportamiento sumiso, servil e hipócrita de los diputados de la ANPP de la R de Cuba, Sr. Lo hice para afianzar mis opiniones, Sr. Si no alcanzó a comprender mi propósito en tan breve espacio, lo lamento y en lugar de contestarme sarcásticamente, le bastaba con preguntar, Sr.


Si lo leyó dos veces, como dice, creo que no ha sido suficiente. Inténtelo de nuevo.


Otro punto. Si le molesta o le contraría que alguien como yo, se oponga a sus criterios en un espacio como éste, pues le sugiero que no los haga público. Internet es como USA, se puede hablar y expresar lo que sentimos sin miedo al jefe de sector de la PNR, Sr. Y como me parece que sus opiniones acerca de los temas en que las vierte, le hacen propaganda al régimen de La Habana, al que me opongo ideológicamente, pues le rebato…Sr.


Y por último: respecto al Amor, me enorgullezco de no manifestarlo como usted, que no repara en el objetivo. Amo lo que merece ser amado: la naturaleza, las flores, los perfumes, las mujeres, la música, la verdad, la libertad…la libertad…Sr. Si tanto ama lo que dimana de Cuba, entonces debería odiar con tal intensidad, lo que la aplasta, inmoviliza y sodomiza…Sr.

Jorge B. Arce


No hay comentarios:

Publicar un comentario