retro.arce@gmail.com

jueves, 27 de noviembre de 2014

La excepción de la regla con doble valor.

He aquí la excepcionalidad de los negros y no la generalidad, digo, basado en las declaraciones de los familiares del jovencito luego del trágico evento que le quitó la vida, pues, a pesar de que el articulista señala el origen del error cuando el despachador del 911 omitió informar a la policía de que podría tratarse de un niño y que el arma podría ser falsa. De modo que los oficiales llegan al sitio esperando encontrar a un hombre armado, lo que obliga a elevar la alarma al grado máximo. Otra cosa hubiera sido si arribaran al lugar con la información exacta que brindara el que hiciera el llamado al 911. Pero lo importante de todo es confrontar cómo esta familia enfrenta la tragedia, llamando a la calma a la gente en lugar de "incendiar" los ánimos como hiciera hace poco el padrastro del joven baleado en Ferguson.

Nada, que toda regla tiene su excepción y ésta sí es importante porque demuestra que no por ser amarillo, verde o carmelita se es mejor o peor. Solo hay que ser persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario