retro.arce@gmail.com

jueves, 8 de enero de 2015

Reflexión sobre las sensaciones.

Mantener el equilibrio de nuestras emociones.

Las emociones son la antípoda de la sensatez y la cordura. Recordemos cuántas cosas locas hemos hecho guiados por una emoción que no haríamos si calculamos las consecuencias.

Las sensaciones son mecanismos primitivos de nuestra conciencia que funcionan paralelamente a la reflexión sosegada. hace nos conduzcamos de forma muy insensata. Primitivismo y sensaciones marchan a la par.

Una sensación fuerte de calor en las manos, casi como una capaz de quemar sin llegar a hacerlo, provoca que articulemos una grosería. Ese es un mecanismo irreflexivo de la sensación.

Pero las sensaciones no solo nos llegan a través de los órganos sensoriales como el gusto, el tacto, el olfato...también de la propia conciencia.  Alguna vez abandonaste el cumplimiento de tu deber para acudir en busca del calor del abrazo de un ser amado, deseado ?. Y esa forma loca e irresponsable de actuar no pone en peligro tu propio bienestar y aún así lo haces ?.

Los teléfonos inteligentes no son ciertamente dispositivos que crean una sensación de poder, de bienestar, de complacencia, de gozo, de grandeza ?. Pues sí y disfrutar de esa sensación no provoca que atravesemos una calle transitada por vehículos absolutamente inmersos en "navegar", "textear" o simplemente responder o hacer un llamado ?.

Las sensaciones son el producto de nosotros mismos. De eso no hay dudas porque son un cotejo de un experimento vivido antes o conocido y reproducido ante nosotros en un medio audio-visual. De modo que aunque placenteros son controlables.

Les invito a que sientan la sensación de pensar acerca de ello.

Bye



No hay comentarios:

Publicar un comentario