retro.arce@gmail.com

jueves, 16 de mayo de 2013

Estadísticas que ayudan a decidir.


Estadísticas que ayudan a decidir.

 
Es un hecho que amplios sectores del país se encuentran preocupados sobre la inmigración, no como tema de una agenda partidista, sino como un hecho con consecuencias.

 
Algunos creen que esas consecuencias son solamente sociales, porque están involucrados los sentimientos humanos de millones de seres que entraron ilegalmente a Estados Unidos en la búsqueda de una vida mejor, de un futuro no tan nítido como promisorio. Pero no es así, la repercusión económica cuenta.

 
Heritage Foundation, tratando de conceptualizar la incidencia de legalizar a 11 millones de inmigrantes ilegales, elaboro un informe tomando la cifra de 11.5 millones de indocumentados como partida aunque nadie sabe la cifra exacta, y concluyo que esa legalización incrementaría 3.1 trillones en impuestos por el resto de esas vidas tomando 30 años como edad promedio de cada uno del total de inmigrantes.

 

Pero el asunto es que ellos recibirían también por concepto de servicios sociales y ayuda la descomunal cifra de 9.4 trillones en el mismo lapso de tiempo. Evidentemente los contribuyentes deberían pagar la diferencia de 6.3 trillones de dólares y esto a partir de que el proyecto de ley dado a la luz establece un periodo  de espera de 10 años que sería cuando comenzarían a recibir beneficios y servicios del gobierno que lo pagan en impuestos.

En este sentido, la educación, por ejemplo: Los hogares con un universitario pagan en promedio 50 mil al año y reciben 24,300 en beneficios, lo que ofrece un balance positivo a las arcas públicas.

 

Por el contrario, los hogares donde el cabeza es graduado de secundaria, se pagan 19 mil en impuesto al erario y se reciben34 mil con un balance negativo.

 

En los hogares que el nivel educacional es inferior a secundaria, se pagan 11, 400 dólares y se reciben 46,500. Huelan comentarios.

 

De manera que el gran problema que sale a la luz, es la aportación que con el pago de sus impuestos harían los indocumentados que se les concede el derecho a insertarse en el programa serían mayoritariamente compuestos por familias de menor capacidad educacional, pues, lamentablemente, los niveles educaciones son de secundaria o menos en el caso de la mayoría, pues de lo contrario no emigrarían. Eso significa que la legalización es un lastre económico para los Estados Unidos vistos estos datos. Vale entonces preguntarse: ¿Le resulta un negocio viable a los Estados Unidos legalizar todas estas personas?

 

(Nota: Tomados los datos de El Nuevo Herald May 13, 2013)

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario